El hogar del jefe de la mayoría republicana en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, y el de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, fueron vandalizados, según informaron medios estadounidenses.

Una cabeza de cerdo y sangre falsa fueron hallados frente a la casa de Pelosi en San Francisco el 2 de enero, dijeron medios locales el sábado.



La inscripción «$2K» (2.000 dólares) tachada también apareció pintada con spray sobre la puerta de su garaje, seguida de las frases «Cancelen los alquileres» y «Queremos todo».



La policía local está a cargo de la investigación, reportó NBC News.



Las inscripciones «Dónde está mi dinero» y «Mitch mata a los pobres» fueron escritas sobre la puerta principal y una ventana de la casa de McConnell en Louisville, en Kentucky, según los medios estadounidenses.

McConnell calificó los grafitis de «berrinche radical». «El vandalismo y la política del miedo no tienen lugar en nuestra sociedad», añadió.

Entérate más:  Emiten billete de RD$2,000.00 serie 2021

Estos actos de vandalismo ocurren tras un intenso debate sobre un plan de ayuda económica por unos 900.000 millones de dólares para enfrentar los efectos devastadores en los empleos de la pandemia del covid-19, adoptado por los legisladores y luego ratificado por el presidente Donald Trump a finales de diciembre tras varios días de resistencia.

Los republicanos en el Congreso bloquearon una propuesta de los demócratas de más que triplicar el monto de los cheques destinados a los estadounidenses más vulnerables en el marco de ese plan, de 600 a 2.000 dólares, un incremento sin embargo respaldado por Trump.

«El Senado no va a ser intimidado para sacar precipitadamente más préstamos, que irán a las manos de los amigos ricos de los demócratas que no necesitan esa ayuda», había dicho Mitch McConnell el miércoles a periodistas.