Nuevos detalles de la crisis matrimonial de Kim Kardashian y Kanye West

Kim Kardashian y Kanye West han comenzado el año con firmes propósitos de intentar salvar su maltrecho matrimonio antes de optar por soluciones más radicales para resolver sus profundas diferencias, como por ejemplo la del divorcio.

Según fuentes de su círculo más cercano, la estrella televisiva y el polémico rapero habrían iniciado ya una serie de sesiones de terapia matrimonial para “trabajar” a fondo en aquellos aspectos de su relación que se han ido deteriorando con el paso del tiempo, especialmente en un año 2020 lleno de retos familiares y personales acentuados por la pandemia del coronavirus.

“Se ha llegado a plantear la posibilidad del divorcio, pero lo cierto es que Kim quiere que su dinámica de pareja funcione, es lo que más quiere en el mundo.

No es que haya habido una división concreta entre ellos durante los últimos meses, ha sido un proceso gradual que ha desembocado en este punto. “Lo importante es que los dos están perfectamente alineados en lo que respecta a sus hijos”, reveló un informante en conversación con el portal de noticias E! News.

Por otra parte, otros confidentes consultados por el canal de noticias NBC News aseguran que los contratiempos que atraviesan Kim y Kanye -padres de North, Saint, Chicago y Psalm- no son especialmente graves y, desde luego, no tienen nada que ver con la supuesta injerencia de terceras personas.

“Son problemas normales de cualquier matrimonio. No hay nadie más metido en esto. Es cierto que se ha hablado de divorcio ocasionalmente desde la pasada primavera, pero no se ha llegado a profundizar en ello”, explicó otra fuente. Según reportó este martes Page Six, el matrimonio de Kim Kardashian y Kanye West se acabó.

Varias fuentes aseguraron que “el divorcio es inminente”. Incluso se reveló que la modelo contrató a la famosa abogada de las estrellas Laura Wasser. “Lo mantienen en secreto, pero ya terminaron.

Kim contrató a Laura Wasser y están en pláticas para llegar a un acuerdo”, aseguró uno de los allegados, versión que se refuerza con el hecho de Kim no ha usado su anillo de bodas desde hace varias semanas. A esto hay que sumarle que la pareja estuvo separada durante las fiestas navideñas.

Con información de Quién.com