Crea tu propia keratina casera para alaciarte el pelo

La forma de tu melena habla de tu personalidad y estilo. Hay quienes prefieren el pelo rizado u ondulado para darle mayor volumen a sus peinados; pero también existen las amantes de las cabelleras lacias, para un look libre de frizz.

Ante la tardanza de plancharse el pelo en cada ocasión especial, muchas optan por los tratamientos de keratina. Estos procedimientos tienen resultados más duraderos en el alaciado, mientras le aportan brillo y resistencia a tu pelo.

Sin embargo, este proceso no se caracteriza por su precio accesible, por lo que han surgido alternativas con ingredientes naturales y resultados impactantes. Si quieres probarlo, aquí en De Última te decimos cómo preparar tu propia keratina en casa.

(Foto: Unsplash)

No obstante, hay factores externos que pueden desgastar la keratina natural de tu pelo, como la contaminación, los rayos solares, la falta de higiene, los tintes y el uso excesivo de planchas, tenazas o secadoras. Cuando esta proteína pierde su efecto protector, tu melena se ve encrespada y opaca.

Si este es tu caso, no te preocupes. No hace falta que gastes una fortuna para arreglarlo, ya que existen recetas caseras que mejorarán la apariencia de tu pelo. Solo necesitas lo siguiente:

(Foto: Unsplash)

Ingredientes

– Un sobre de grenetina o gelatina sin sabor

– 2 cucharadas de pulpa de aloe vera

– Una cucharadita de aceite de argán

– Una cucharada de vinagre de manzana

– 2 tazas de agua caliente

(Foto: Unsplash)

Preparación

1. En un recipiente de vidrio, vierte las dos tazas de agua caliente y agrega la grenetina en polvo. Mezcla con una cuchara hasta que la grenetina se disuelva por completo y deja reposar durante unos minutos.

2. Cuando se entibie, añade el vinagre de manzana, la pulpa de aloe vera y el aceite de argán. Revuelve para que los ingredientes se integren bien.

3. Mete la mezcla al refrigerador hasta que tenga consistencia de gel.

Aplicación

1. Mientras la keratina casera se enfría, lava tu pelo solo con agua y shampoo. Deja que se seque naturalmente y no le pongas ningún producto extra, como cremas para peinar, mousse, mascarillas o tratamientos capilares.

2. Si tu melena ya está seca, desenrédala con un peine. Divídela en secciones y aplica la keratina mechón por mechón. Asegúrate de que todo tu cabello quede empapado de esta mezcla.

3. Deja que la keratina repose en tu pelo por un tiempo mínimo de tres horas. Después, enjuaga con agua y permite que se seque.

Repite este procedimiento una vez a la semana para que luzcas una melena suave, brillante y libre de frizz. Si deseas un alaciado perfecto, plánchate el pelo luego de este proceso. Notarás que te tardas menos tiempo en hacerlo y los resultados serán como de salón.

Recuerda que cada persona responde diferente a los productos capilares, así que en caso de reacción alérgica, retira la mezcla de tu pelo con agua, cancela el tratamiento y consulta a tu médico.