Cómo saber si mi pareja es absorbente

Muchas personas no se dan cuenta de que se encuentran en una relación absorbente junto a su pareja. El tener una gran necesidad de pasar el mayor tiempo posible frente a la persona amada, puede significar un acto de amor pero también puede indicar una dependencia emocional importante.

Es por ello que cada integrante en una relación debe tener su propio espacio para poder gozar de cierta independencia y autonomía.

Cómo saber que es una relación absorbente

Mucha gente confunde el amor a una persona con el hecho de tener una gran dependencia. Hay una serie de señales que pueden hacer indicar que una persona se encuentra inmersa en una relación absorbente:

La falta de autonomía y de independencia es una de los hechos más claros de una relación absorbente. La persona no puede ir a ningún sitio no realizar ningún tipo de actividad sin la presencia de la pareja.

Por otra parte el contacto social con amigos y familiares se reduce de una manera drástica.

La persona que sufre dicha relación absorbente no es capaz de dar su propia opinión y siempre está ligada a la de la pareja.

Otro de los signos claros de la relación absorbente es el hecho de tener controlada a la persona de una manera continua. Hay llamadas a todas horas para saber lo que está haciendo.

El control es excesivo en todos los sentidos y la persona no es capaz de hacer una vida normal.

En una relación absorbente la persona que la sufre pierde por completo su intimidad y privacidad. En una pareja cada uno debe tener su tiempo para hacer lo que le gusta. No es nada saludable el pasar las 24 horas juntos y no tener nada de libertad para hacer lo que a uno le gusta.

En los casos más extremos, la parte tóxica de la pareja es capaz de indicar y mandar lo que la otra persona debe hacer en todo momento. Es el que mueve los hilos a su gusto dentro de la pareja llegando a destruir la autoestima de la persona sometida.

Los celos suelen ser señales claras de las relaciones absorbentes. Sentir celos de la pareja es una falta de seguridad y de confianza en uno mismo. No se puede permitir en ningún momento que debido a los celos de la pareja no pueda hacer lo que le apetezca como es el caso de salir de compras o tomar algo con los amigos.

En una relación absorbente la persona sometida se aleja de su vida y se adentra de lleno en la vida de la otra persona de la relación. Se hace en todo momento lo que piensa o dice la persona tóxica.

En definitiva, las relaciones absorbentes son mucho más habituales de lo que la gente pueda llegar a pensar. En este tipo de relaciones el amor da paso a una dependencia emocional muy fuerte. Se trata de relaciones tóxicas en las que no merece la pena continuar y terminar con las mismas lo más pronto posible.

Una relación debe basarse en valores como el respeto, el amor, la confianza o el afecto. Si este tipo de valores no están presentes es muy posible que la se trate de una relación absorbente a la vez que dependiente.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Ruta completa hacia el artículo: Bezzia » Psicología y pareja » Relaciones » Cómo saber si una relación es absorbente