Lo más bonito que verás hoy en las redes

Santo Domingo. Francina Hungría, quien perdió la visión tras un ataque perpetrado por unos atracadores en noviembre de 2012, realiza esfuerzos en favor de una niña que tiene discapacidad auditiva y através de su fundación gestiona los audífonos para que vuelva a escuchar.

“Ashley no me escucha ni yo la puedo ver, Sin embargo, la química entre nosotras es espectacular. hasta me dio permiso para tocar su bella melena! Recibí la noticia de que pronto podrá escuchar con ayuda de unos audífonos. La vida es bella que me permite tener momentos como este!” Dijo Francina desde su cuenta en Twitter.

Entérate más:  Así es el Ferrari 812, el más poderoso y rápido en la historia