¿Por qué no se come carne el Viernes Santo?

Llegó Semana Santa, una tradición cristiana con la que se recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Y la cuaresma, que inició el miércoles de ceniza, este año fue el 17 de febrero y trata de un período de 46 días que finaliza en la víspera del Domingo de Resurrección.

Indica Javier Herrera en el periódico Hoy Digital que dentro de las tradiciones que se sigue durante ese período, cientos de miles de cristianos en todo el mundo buscan honrar el paso de Jesucristo por la tierra. Una de las formas para ello es no comer carne en Viernes Santo, pero de manera específica la roja.

Pero… ¿Cuál es el origen real de privarse de ese tipo de alimento?

El Viernes Santo, la Iglesia católica, por tradición, considera que ese día se recuerda la crucifixión y la muerte de Jesús de Nazart, por lo que, insta a sus fieles a no comer carne roja ya que representa el cuerpo de Cristo crucificado, además de guardar el ayuno y abstinencia como penitencia a la memoria de la figura del hijo de Dios.

Entérate más:  Josefa Castillo: "No se muestran avances en la Educación Dominicana"

La segunda razón con la que cuentan los cristianos católicos del mundo para no ingerir ese tipo de alimento, es porque está asociada a celebraciones y banquetes, y el Viernes Santo no es una fecha para festejar, sino de conmemoración del sacrificio de Jesús.

Este viernes 2 de abril, que para los católicos corresponde al día donde no se debe comer carne roja, el papa Francisco habló sobre la necesidad del ayuno y su objetivo.

«Quien ayuna se hace pobre con los pobres y “acumula” la riqueza del amor recibido y compartido. Así entendido y practicado, el ayuno ayuda a amar a Dios y al prójimo, porque el amor centra la atención en el otro considerándolo como una cosa sola con uno mismo«, publicó en Twitter el máximo representante de los católicos, el cual había dicho en febrero pasado sobre la representación de abstenerse de alimentos, más allá de no comer carne.

Una tercera causa por la que no se debe comer carne, de acuerdo a la tradición de la Iglesia católica, es para honrar el sacrificio que hizo Cristo durante los 40 días que estuvo en ayuno en el desierto.

Entérate más:  Diputado dice que a Danilo Medina los números no le dan....

Diversas fuentes apuntan que en los primeros siglos, era una costumbre ofrecer un animal como sacrificio para alguna de las deidades paganas que existieron, luego tomaban esa misma carne y la vendían al público. Esa sería, de acuerdo a la historia popular, la cuarta causa por la que se abstenían, de manera específica los cristianos, de comer carne, por la sospecha de que podría haber sido en sacrificio a un ídolo pagano.

Existen unas cuatro teorías sobre el sentido de no comer carne roja el Viernes Santo. (Fuente externa).

Sin embargo, sí se puede comer pescado, de acuerdo a la tradición. ¿Por qué?

Existen varias teorías: La primer está basada en la posición de los cristianos sobre lo que relata la Biblia. En el evangelio según Lucas, capítulo 9, verso 13, donde se cuenta cuando Jesús multiplicó los panes y peces para un pueblo entero.

O en el evangelio de Juan 21:5 en el que se lee, sobre el mismo acontecimiento: “Entonces Jesús les dijo: Hijos, ¿acaso tenéis algún pescado? Le respondieron: «No». De esta manera se busca honrar los deseos que tuvo Jesús en vida en el día de su muerte.

Entérate más:  Condenan implicados en atentado contra Jordi Veras

Al ser el pescado una carne blanca, no representa el color del sacrificio, que sí tiene la representación el rojo. Además, dicen los expertos, es caliente, vinculada con lo mundano, contrario a la blanca, que es de sangre fría, propio de los animales acuáticos o voladores

Otros, en tanto, aseguran que la abstención no incluye a las aves y a los pescados puesto que según la narración mosaica de la creación, estos también vinieron de las aguas.