hoy vamos a recomendar unas cuantas películas de todos los tiempos que podrás disfrutar esta Semana Santa. Así, si te quedas en casa, no te aburrirás en absoluto. Esta es nuestra selección:

Los últimos días en el desierto

Mientras camina en el desierto, Jesucristo (Ewan MCGregor) se enfrenta a Satanás por las almas de un nómada y su familia.



Rita

¿Quieres hacer maratón con una de las series más queridas de la televisión danesa? Pues Netflix te lo pone sencillo. Rita, la serie de Lars Kaalund y Jannik Johansen, se ha convertido en el placer culpable de muchos suscriptores de la plataforma.



La historia de la maestra interpretada por la estrella Mille Dinesen es una combinación de buen humor, grandes temas y drama en la medida justa. Con cinco temporadas y finalizada de manera digna, es la opción perfecta para dedicar unos días a disfrutar de una trama curiosa que te conmoverá. Y en más de una manera.



Entérate más:  El mensaje de Raymond Pozo a Gómez Díaz tras impedir que interprete a "Tubérculo Gourmet "

Godless

Si te deslumbró Gambito de Dama, la multipremiada serie original de Netflix, seguramente querrás disfrutar de esta serie del mismo director. En esta ocasión, Scott Frank narra como un grupo de mujeres se convierten en el centro de la acción en el lejano oeste en una temporada de siete episodios. Lo hacen con habilidad, además de formidable noción sobre el poder y la vulnerabilidad, combinado con lo mejor del Western.

Si eres amante de las historias en que los personajes asombran por su evolución en una trama sólida, Godless es tu opción. Un homenaje a todas las grandes películas del género tradicional estadounidense y, además, con una brillante puesta en escena.

La resurrección de Cristo

Para desacreditar los rumores de resurrección del mesías judío, un hastiado tribuno romano y su novato teniente buscan el cuerpo desaparecido del hombre crucificado.

Marianne

¿Eres amante del terror? Esta es tu opción natural. La historia de una escritora que llega a su ciudad natal sólo para encontrar todo tipo de horrores, te cautivará de inmediato. No se trata sólo de su cuidadosa atmósfera, sino también del uso de los mitos y leyendas relacionados con brujas de forma brillante. Y aunque fue cancelada por motivos poco claros, Marianne sigue siendo una de las grandes sorpresas del amplio catálogo de Netflix. Solo tiene una temporada de ocho episodios.

Entérate más:  Alexandra MVP con el “alma rota” tras la carta que su hija le escribió a Santa

Kingdom

Esta historia de zombies de dos temporadas resulta sorprendente por el uso de elementos históricos para contar un argumento de género. Lo hace, además, con varias de las escenas más asombrosas y visualmente más impactantes de los últimos años. Y aunque pareciera que todo está dicho con respecto a los zombies, Kingdom recupera la cualidad terrorífica del mito y lo lleva al siguiente estrato.

Si lo anterior no fuera suficiente, también hay un interesante escenario político que te asombrará por su buen hacer. En especial, por la forma en que condiciona el ataque de los monstruos al acecho, en mitad de una ruptura social y cultural. Una de las mejores series sobre el género que encontrarás ahora mismo en cualquier plataforma, no solo en Netflix.

Detrás de sus ojos

Asombrosa, espeluznante y tan bien construida que guarda sus secretos hasta el último capítulo, es una historia inolvidable. Con su aparente ritmo de drama de suspenso, la serie de Steve Lightfoot para Netflix alcanza sus mejores momentos cuando muestra una combinación de géneros inesperada. El resultado es un trayecto de sobresaltos y escalofríos a través de un argumento tramposo y sólido que se divide en seis episodios.

Entérate más:  Iván Ruiz le pide matrimonio a Laura tras haberse separado

Si buscas una serie que te mantenga en vilo durante todos sus capítulos y hasta su última hora, esta es nuestra recomendación.

Los dos papas

Una película que trata de resolver desde la ficción uno de los mayores misterios del Vaticano en los últimos 600 años: la renuncia del papa Benedicto XVI y el inesperado ascenso de un cardenal argentino, Jorge Mario Bergoglio, al Trono de San Pedro.