Brasil en vilo por la salud de un popular humorista enfermo de coronavirus

Los brasileños aguardan con ansiedad cualquier novedad sobre el estado de salud de Paulo Gustavo, uno de los humoristas más populares del país, gravemente afectado por el coronavirus.

Hospitalizado desde hace más de tres semanas, este comediante y director de 42 años ha sufrido un deterioro de su salud en los últimos días y tuvo que ser sometido a un tratamiento de respiración artificial.

Paulo Gustavo, con más de 15 millones de seguidores en Instagram, recibió miles de mensajes de apoyo en las redes sociales, incluidos de personalidades como el cantante Caetano Veloso o la expresidenta izquierdista Dilma Rousseff.

“Estamos todos aquí (…), pidiendo a la Virgen, a los Orixás [divinidades de cultos afrobrasileños], a todos los santos por tu recuperación. Te amamos”, escribió Veloso, de 78 años, en Instagram.

En la misma red social, Rousseff (2011-2016) publicó la noche del domingo una foto en la que abraza al humorista.

“Sumándome a las oraciones de los amigos de @paulogustavo31 para desearle salud y que gane esta batalla. Va a salir de esta. Estamos aquí mandando buenas energías”, dedicó la exmandataria, quien sucedió al líder de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva.

Entérate más:  Aleks Syntek dice que "el reguetón viene de los simios" y luego se retracta

“Todo Brasil te apoya”, agrega Rousseff en la publicación.

El coronavirus ya ha dejado más de 330.000 muertos en Brasil, el segundo país más golpeado del mundo por la pandemia, después de Estados Unidos.

Tras falsos rumores sobre la muerte de Gustavo, su equipo de comunicación informó el sábado que el humorista inició un nuevo tratamiento, con el mecanismo de respiración artificial conocido como ECMO, que sustituye literalmente al corazón y a los pulmones para oxigenar y hacer circular la sangre en el cuerpo.

Su esposo, el dermatólogo Thales Bretas, expresó un mensaje de optimismo durante una entrevista el domingo en el canal TV Globo: “En la Pascua, que es un momento tan especial, creo que su renacimiento está cerca. Por eso, quería llenar el corazón de todos de esperanza”, dijo Bretas.

Padre de dos niños, Gustavo es conocido en Brasil por haber creado el personaje de Doña Herminia, una madre eufórica que durante muchos años fue protagonista de la obra de teatro “Minha mãe é uma peça” (Mi madre es un caso), que después fue llevada al cine, con tres películas que batieron récords en la taquilla.

Entérate más:  Franklin Mirabal culpa al Torito por la baja del merengue