El jefe del servicio de Cardiología del hospital doctor Francisco Moscoso Puello, doctor Miguel Ángel Arias, explica que la hipertensión arterial es el aumento de la presión con la que circula la sangre a través de las arterias, y que es una de las enfermedades de mayor prevalencia en el mundo.

“Se calcula que aproximadamente entre el 10 y 15 % de la población mundial padece de hipertensión. En la República Dominicana se ha estimado que el 31% de los mayores de 18 años la padecen, ya sea como factor de riesgo o enfermedad”, sostiene el doctor.

Destacó que la hipertensión es el principal factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares; y que cuando se complica, afecta el corazón, el riñón, el cerebro y/o los vasos sanguíneos.

El profesional de la salud del hospital que dirige el doctor Enmanuel Silverio indicó además, que la causa de la hipertensión es desconocida en el 90% de los casos. Factores hereditarios están implicados en su aparición y más del 50% de los descendientes de personas hipertensas podrán desarrollar la enfermedad en algún momento de su vida. De un 6 a 10 % de los casos se puede establecer el origen de la misma.

Entérate más:  RD recibe mayor lote de vacunas hasta la fecha

“La presión arterial ideal es de 120/80 mmhg o menor. Se consideran hipertensos los que tienen valores igual o mayor a 140/90 mmhg . Los que están entre ambos valores ameritan de observación continua y medidas de prevención para evitar su evolución hacia la hipertensión”, explicó Arias.

El especialista establece que el tratamiento de la hipertensión arterial incluye el uso de medicamentos y medidas no farmacológicas, estas son un conjunto de pautas dirigidas a la modificación del estilo de vida.

“Estas consisten en la reducción del consumo de sal en la dieta, la eliminación del hábito de fumar, la reducción de peso corporal, la reducción del consumo de alcohol, la práctica cotidiana de una actividad física, la disminución del estrés psicosocial, el aumento de consumo de frutas y vegetales y la disminución del consumo de grasas y carbohidratos”, señala el doctor.

Recomienda que todas las personas que están en riesgo de desarrollar la hipertensión deben adoptar desde los primeros años de vida, normas y conductas asociadas a las modificaciones del estilo de vida, con fines de evitar o prolongar la aparición de la hipertensión, y que en algunos casos la sola adopción de los cambios en el estilo de vida es suficiente para lograr el control de la presión arterial.

Entérate más:  Un fármaco para la artritis se muestra prometedor contra el covid grave

Advierte que las personas con hipertensión arterial no deben abandonar sus tratamientos en ningún momento, a menos que no sea bajo recomendación de su médico de cabecera, y siempre deben continuar con las pautas recomendadas para la modificación del estilo de vida.