Los Angeles, Estados Unidos . Los Phoenix Suns celebraron su primer partido de playoffs desde 2010 batiendo 99-90 a Los Angeles Lakers en el arranque de su serie de playoffs de la NBA.

Los Lakers, vigentes campeones de la NBA, comienzan de esta forma con un 1-0 en contra la primera ronda de los playoffs de la Conferencia Oeste.

LeBron James, con 18 puntos y 10 asistencias, y Anthony Davis, 13 puntos y 7 rebotes, tuvieron una actuación discreta y no pudieron sostener a los Lakers en un crudo duelo ante los Suns, segundo clasificado de la fase regular.

Con el encendido apoyo del Phoenix Suns Arena, el escolta Devin Booker, en su primera aparición en playoffs, fue un puñal para la defensa angelina con 34 puntos y 8 asistencias, acompañado del pívot DeAndre Ayton con 21 puntos y 16 rebotes.

El veterano base Chris Paul se tuvo que retirar varias veces al vestuario tras sufrir una contusión en el hombro derecho y terminó el partido con 7 puntos y 8 asistencias.

También LeBron se dañó su hombro izquierdo al inicio del último cuarto, cuando chocó con Paul al intentar rebotear un tiro libre fallado por él mismo.

Entérate más:  El día que Michael Jordan rechazó 135 millones de dólares por trabajar dos horas

El juego, el primero en que LeBron James y Paul se enfrentaban en playoffs en sus largas carreras, estuvo lleno de tensión que culminó con una tangana en la que fue expulsado Cam Payne (Suns) y recibieron técnicas Montrezl Harrell y Alex Caruso (Lakers).

Los Lakers, que tuvieron que clasificar a playoffs mediante el ‘play in’ (repechaje), tratarán de igualar la serie en el segundo juego del martes, de nuevo en Phoenix.

Para LeBron James, es su tercera derrota seguida en el arranque de los playoffs. El alero, que persigue su quinto anillo, fue capaz de remontar las dos series anteriores.

– Sixers se adelantan a Wizards –

En otro de los juegos del domingo, los Philadelphia 76ers ganaron 125-118 a los Washington Wizards en el arranque de su cruce de playoffs del Este, liderados por los 37 puntos de Tobias Harris.

Philadelphia, primer clasificado del Este en la fase regular, se adelanta 1-0 en esta serie de primera ronda frente a Washington, que logró su boleto a la postemporada en el ‘play in’ (repechaje).

Entérate más:  El día que Michael Jordan rechazó 135 millones de dólares por trabajar dos horas

El camerunés Joel Embiid, finalista al premio MVP (Jugador Más Valioso), apenas jugó 30 minutos por problemas de faltas y terminó con 30 puntos y 6 rebotes.

En su lugar fue el ala-pívot Tobias Harris quien se puso el traje de MVP y comandó la ofensiva de los Sixers con 37 puntos (su récord en playoffs), 2 triples y 2 robos para brindar el triunfo a los 11.000 aficionados del Wells Fargo Center, en Filadelfia.

“Esta noche salí siendo agresivo, quería marcar el tono desde el principio”, dijo Harris sobre su explosiva primera parte, en la que anotó 28 puntos.

El escolta Seth Curry sumó 15 puntos y Danny Green otros 11 para los Sixers, en los que el australiano Ben Simmons terminó con unos excelentes 15 rebotes y 15 asistencias pero se quedó en 6 puntos.

Los Wizards plantaron cara de la mano de sus estrellas Bradley Beal (33 puntos y 10 rebotes) y Russell Westbrook (16 puntos y 15 asistencias) pero fueron víctimas de sus propios errores en el último minuto.

Tras llegar con un solo punto de ventaja a favor de Washington al descanso, el choque se decantó para los locales en el tercer cuarto, al remontar una desventaja de cinco puntos y llegar con 11 de diferencia al último parcial.

Entérate más:  El día que Michael Jordan rechazó 135 millones de dólares por trabajar dos horas

En la recta final, ambos equipos cometieron numerosos errores que pudieron decantar la balanza hacia cualquier lado.

Con cinco puntos de ventaja (121-116), Simmons falló dos tiros libres y daba vida a los Wizards pero los árbitros pitaron una dudosa pérdida de balón de Westbrook por pisar la línea en su propio campo a falta de 30 segundos.

Embiid volvió a perder el balón pero Westbrook erró un triple a 14,1 segundos que decidía el partido para los Sixers.

“Queríamos mostrar lo que hemos sido todo el año. Sabemos que esta fase de playoffs va a ser muy dura y tenemos que aportar la energía y el fuego cada noche”, afirmó Harris.

Los Sixers son los grandes favoritos en la serie, cuyo segundo partido se jugará el miércoles, después de una espectacular temporada en la que terminaron en primer lugar del Este por primera vez desde 2001.