Santo Domingo. El canciller dominicano, Roberto Álvarez, recula e informa que República Dominicana no seguirá asistiendo a las reuniones bilaterales con el gobierno haitiano hasta que no se detenga la construcción de un canal de riego que desvía parte de las aguas del río Masacre.

Las declaraciones se producen a menos de una semana donde el Ministro de Relaciones Exteriores afirmaba que el canal de riego que construye Haití en el fronterizo río Masacre no desvía aguas del cauce fluvial.

 

En la reunión del viernes pasado ambos países acordaron elaborar un protocolo técnico “para el manejo coordinado de todas las cuencas hidrográficas transfronterizas, para garantizar la gestión de los recursos de manera conjunta”.

Asimismo, se acordó crear una mesa técnica para compartir información sobre las acciones que ambos países desarrollen en materia hídrica en la zona fronteriza.

Esto, de acuerdo a las normas de derecho internacional y a lo estipulado en el tratado de 1929, donde se establece el derecho que tienen ambas naciones de utilizar las aguas de los ríos que se encuentran en la zona fronteriza de manera justa y equitativa.