Los delitos de alta tecnología son aquellas conductas antijurídicas cometidas a través de medios informáticos, telemáticos, cibernéticos y de telecomunicaciones.

En nuestro país, existe la ley 53-07 sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, que busca la prevención y sanción de los delitos de este tipo.

Entre los más frecuentes se encuentran: el robo de identidad, difamación, injuria pública, atentado sexual, adquisición y posesión de pornografía infantil, chantaje y estafa.

El día de hoy abordaremos especialmente el delito de chantaje, que es cuando una persona exige a otra un monto económico o una recompensa, bajo la amenaza de revelar ciertos hechos de la persona chantajeada, que puedan lesionar su honor y dañar su imagen ante los demás.

Vía elCaribe.