El famoso abogado F. Lee Bailey, parte del “Dream Team” de abogados que logró la absolución del exactor y exdeportista O. J. Simpson por cargos de doble asesinato en 1995, murió el jueves a la edad de 87 años.

Este renombrado y longevo abogado estadounidense, cuya presencia dominante en los tribunales lo convirtió en uno de los abogados más prominentes de la nación, falleció por causas no especificadas en cuidados paliativos en el estado sureño de Georgia, informó su familia.

“Era genial, era inteligente, agudo como siempre”, dijo Simpson en un video tributo publicado en las redes que describió a Bailey como “quizás el mejor abogado de nuestro tiempo, de su generación”.

Bailey neutralizó a un detective de la policía de Los Ángeles en el juicio contra el exjugador de fútbol americano, acusándolo de manipular las pruebas de la escena del crimen y de albergar motivaciones racistas.

Ese contrainterrogatorio fue ampliamente visto como clave para la absolución de Simpson.

Entérate más:  Banco Popular recibe certificación Digital First de Mastercard para sus tarjetas

La representación de clientes notorios fue marcante en la actividad de Bailey, comenzando con la revocación que obtuvo en 1966 a la condena del osteópata Sam Sheppard por asesinar a su esposa, en un caso que inspiraría a la serie de TV y la película “El fugitivo”.

Entre otros, Bailey también representó a la heredera secuestrada Patty Hearst en su caso de robo a un banco de 1976, y a Albert DeSalvo en el caso del Estrangulador de Boston.