Santo Domingo, RD.- El Ministerio de Medio Ambiente informó martes que prohíbe de forma permanente las actividades agrícolas y ganaderas que se desarrollan en el Parque Nacional Valle Nuevo, considerado como ‘La Madre de las Aguas’ por su importancia en la generación hídrica del país.

La entidad explica que esta decisión modifica una resolución emitida en 2016, que aprobó y autorizó la implementación del Plan de Acción para el Rescate del Parque, y sirvió de base para iniciar la eliminación de las actividades agrícolas en esa zona, pero que no contemplaba de manera taxativa la prohibición de nuevos enclaves agrícolas.

Agrega que aún se evidencia la presencia de asentamientos agrícolas dentro del área protegida, principalmente en la vertiente sur, donde la pasada administración no desarrolló acciones para completar el rescate de Valle Nuevo.

Por ello, se otorga un plazo de 100 días para cosechar y/o retirar los cultivos en desarrollo y para desmantelar las infraestructuras y equipos relacionados con los cultivos agrícolas y la pecuaria.

Entérate más:  Asociación Dominicana de Líneas Aéreas solicita reanudación vuelos a Haití

Además, quedan prohibidas las nuevas siembras, por lo que solo permitirá la finalización y retiro de los productos de ciclo corto que estuviesen sembrados al momento de publicarse la resolución.

Transcurrido este plazo, el Ministerio de Medio Ambiente retirará cualquier actividad que atente contra la integridad de este Parque Nacional, en cumplimiento de la Ley sobre Medio Ambiente y la Ley sectorial sobre Áreas Protegidas.

Valle Nuevo tiene una extensión de 910 kilómetros cuadrados, terrenos que en su mayoría se ubican en la provincia La Vega, agregó el comunicado, que destacó que dos de los más importantes ríos del país, Yuna y Nizao, tienen sus cabeceras dentro de este parque.

Además, el parque es hogar de más de 500 especies de plantas, de las cuales 138 son endémicas de Valle Nuevo, así como numerosas especies de anfibios, reptiles, mariposas y aves.