El Rey de la Bachata Romeo Santos fue la gran “sorpresa” de la noche de Premios Soberano al ganar el Gran Soberano 2021, mientras el legendario cantante Niní Cáffaro fue distinguido con la estatuilla correspondiente al 2020.

“Lo más importante para cualquier ser humano es mantener su autenticidad y recordar que si eso te llevó al éxito, no cambies”, expresó Romeo Santos al matizar que en la vida hay altas y bajas como lo acontecido en sus 25 años de carrera.

Más de dos década después de empezar a contribuir al “boom” global de la música en español con “Obsesión”, Romeo Santos puede lucir más orgulloso que nunca el cetro de “rey de la bachata” como autor de varios discos de pegada internacional y de ventas inusuales, demostrando que lo suyo fue algo más que una moda.

Estadounidense de orígenes dominicanos y puertorriqueños, Santos (Nueva York, 1981) empezó en 1997 su carrera como miembro del combo Aventura, el cual anunció su separación en 2011 para dar cabida a unas carreras en solitario que, en su caso, ha dado lugar a cuatro discos: “Fórmula, Vol.1” (2011), “Fórmula, Vol.2” (2014) y “Golden” (2017) y “Utopía” (2019).

Entérate más:  Los fans de Amy Winehouse le rinden homenaje en Londres

Cáffaro, en cambio, corona una carrera artística que le dio fama y popularidad, convirtiéndolo en el rey de los festivales y en la voz por excelencia de la canción popular más emblemática de República Dominicana: “Por amor”, composición de Rafael Solano.

Indica el Listín Diario que Cáffaro agradeció a su familia y al pueblo dominicano que lo ha mimado por tantos años.

La canción, “En ruinas”, lo llevó a la fortuna y a partir de ahí fue popular en todos los pueblos, con presentaciones en los cines, clubes y otros escenarios. “Yo recorría todo el país cantando”.

Ahí mismo,en 1966, entró a la radio otro tablazo: “Cada vez más”, también de Solano.

En 1968, Amucaba convocó al primer Festival de la Canción, el que Cáffaro ganó a garganta limpia puesta con toda potencia en “Por amor”, la obra maestra de Solano, y que catapultó a ambos a la posteridad musical dominicana.

“Esa canción me llevó a ser un artista internacional, pero yo nunca quise ser un artista a tiempo completo”, insistió el pasado viernes durante el encuentro con este redactor.

Entérate más:  Video: Así es Playa Palmera en Uvero Alto, Punta Cana

En los años que siguieron ganó la medalla de oro en el Primer Festival de la Canción Latina en el Mundo, realizado en México en 1969, y el tercer lugar en el Festival Oti realizado en Belo Horizonte (Brasil) en 1973.

Su vida transcurrió entre el mundo artístico, el empresarial y la gestión pública.

Nota relacionada: Lista de ganadores Premios Soberano 2021