El decreto 396-21 dado a conocer por el gobierno el día de hoy, que contiene un grupo de medidas para reducción de gastos en el Estado, también establece la prohibición de fiestas, agasajos, recepciones o celebraciones.

Esto con excepción de aquellas realizadas para jefes de estados, ministros, delegaciones oficiales, personalidades del ministerio público, personalidades del mundo político, cultural, científico o comercial que visiten el país.

La medida incluye el arrendamiento de espacios privados para fines de celebraciones.

Asimismo, establece la prohibición de “donaciones o contribuciones en provecho de terceros o de servidores estatales, salvo que las mismas formen parte del cometido que las leyes o decretos dispongan a cargo de los entes y órganos sujetos al presente decreto”.

Indica elCaribe que el gobierno también elimina los regalos en sentido general, bonos de establecimientos comerciales tarjetas o canastas de navidad (a excepción de aquellas destinadas a personas de bajo recursos).

Entérate más:  Las reinas más feas de la historia