Mediante el decreto 396-21, el presidente Luis Abinader, prohibió el uso de vehículos oficiales los sábados, domingos y día feriados, a menos haya una autorización expresa y previa del titular de la institución correspondiente y que el uso de estos vehículos sea para la ejecución estricta de las labores vinculadas a sus respectivas responsabilidades.

De esta disposición específica, quedan exentos los servidores públicos vinculados a la seguridad nacional y el personal del sector salud y miembros del Gabinete de Salud conformado mediante el Decreto núm. 498-20.

Las disposiciones expuestas en el decreto publicado este domingo, tienen como objetivo procurar la racionalización de componentes importantes del gasto público por medio de la aplicación y cumplimiento de sus medidas.

Entérate más:  Tivo, un nuevo sistema de pagos en República Dominicana