RomaItalia. El papa Francisco, operado el domingo del colon, tuvo “unas décimas de fiebre” el miércoles por la noche, mientras que sus exámenes y análisis resultaron buenos, confirmando su progresiva recuperación, informó este jueves en su boletín diario el Vaticano.

“A última hora de la tarde [del miércoles] tuvo unas décimas de fiebre”, adelantó el Vaticano a propósito de su cuarta jornada en el hospital de Roma Gemelli.

“Fue sometido esta mañana [jueves] a pruebas rutinarias, a pruebas microbiológicas y a una tomografía computarizada de tórax y abdomen, que han resultado negativas”, precisa el boletín.

El parte diario del portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, asegura que el papa pasó el miércoles tranquilo, y “que se alimenta y desplaza de forma autónoma”.

El pontífice “continúa con los tratamientos programados y la alimentación por vía bucal”.

Desde el hospital Gemelli, el papa, de 84 años, aprovechó para enviar un mensaje de cariño a los niños hospitalizados en el pabellón de oncología del centro de salud.

Entérate más:  El Kremlin cree que Biden está "fundamentalmente" equivocado sobre Rusia

“En este momento concreto dirige su mirada a todos los que sufren, expresando su cercanía a los enfermos, especialmente a los más necesitados de cuidados”, subraya el comunicado divulgado en varios idiomas.

El papa deberá permanecer en el hospital “aproximadamente una semana”, “salvo complicaciones”, anunció el lunes el Vaticano.

El pontífice argentino sigue la actualidad desde su habitación por lo que envió un telegrama para expresar su “tristeza” y condenar “toda forma de violencia como medio para resolver crisis y conflictos” tras el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moise,

En el mensaje envió “sus condolencias al pueblo haitiano” y también a la esposa del presidente, Martine Moise, gravemente herida y evacuada en avión a Miami.