Los residentes en el Reino Unido ya no tendrán que hacer cuarentena cuando regresen de países de la denominada “lista ámbar”, que incluye a España pero no a Sudamérica, si tienen las dos vacunas del covid-19, anunció el jueves el gobierno.

“A partir del 19 de julio, los residentes en el Reino Unido que estén totalmente vacunados mediante el programa de vacunación británico ya no tendrán que aislarse cuando regresen a Inglaterra”, anunció el ministro de Transportes, Grant Shapps, ante el parlamento.

Poniendo completamente fin al tercer confinamiento impuesto en enero, el ejecutivo británico levantará el 19 de julio las restricciones restantes, incluida la obligatoriedad de llevar mascarillas en lugares cerrados.

También en esa fecha “levantaremos la consigna de que no se debe viajar a países de la lista ámbar”, explicó Shapps.

Londres introdujo en mayo un sistema de tres colores -rojo, ámbar y verde- para definir las restricciones a los viajes en función de las situaciones sanitarias en los diferentes países.

Entérate más:  EEUU sanciona a Cuba por "represión" de protestas y Biden amenaza con nuevas medidas

Toda Sudamérica, Panamá, Costa Rica y República Dominicana están en la “lista roja”, desde la que sólo se permiten las llegadas de ciudadanos británicos o residente legales, que deben aislarse durante 10 días en hoteles pagando 1.750 libras (2.400 dólares, 2.000 euros) de su bolsillo.

“Esto sigue sin cambios”, precisó el ministro.

Sin embargo, llegar desde la “lista ámbar”, que incluye a España y la mayoría de países europeos, entre ellos otros grandes destinos turísticos como Grecia y Francia, dejará de suponer 10 días de cuarentena en el hogar para quienes tengan la pauta completa de dos vacunas y los menores de 18 años, que no son vacunados en el Reino Unido.

Estas reglas se aplicarán de momento a Inglaterra -ya que Escocia, Gales e Irlanda del Norte deciden sus propias políticas sanitarias- y a quienes hayan sido vacunados en el Reino Unido, aunque Londres está dispuesto a ampliarlo a otros países, como Estados Unidos y los de la Unión Europea, precisó Shapps.

Entérate más:  Aguaceros dispersos con aisladas tronadas

El igual que quienes lleguen desde países de la “lista verde”, que incluye una decena de destinos pocos usuales con baja incidencia de covid-19, los viajeros de la “lista ámbar” deberán presentar un resultado negativo de coronavirus obtenido en los tres días precedentes a su viaje y realizarse una prueba PCR dos días después de su llegada a Inglaterra.

“Esto no es solo para las vacaciones”, subrayó el ministro, “sino para reunir a familias que han estado separadas durante la pandemia” y apoyar al sector de los viajes y sus miles de puestos de trabajo.

Pero advirtió que las listas seguirán siendo revisadas y que un “país de la lista ámbar todavía puede pasar a rojo”.