Estados Unidos buscará reglas globales para evitar el uso indebido de la inteligencia artificial (IA), dijo el martes el secretario de Estado, Antony Blinken, al renovar las advertencias contra Rusia por la piratería.

Al hablar en una conferencia sobre tecnologías emergentes, el jefe de la diplomacia estadounidense dijo que se actuará, tanto a nivel diplomático como de seguridad, sobre la IA y otras tecnologías emergentes.

“Si van a ser parte de nuestra defensa nacional, queremos que el mundo tenga un entendimiento compartido de cómo hacerlo responsablemente, de la misma manera que hemos elaborado reglas sobre cómo utilizar armas convencionales y armas nucleares”, dijo Blinken.

“Así es como reducimos el riesgo de proliferación y prevenimos la escalada o los incidentes no deseados”.

Asimismo, Blinken expresó alarma ante el creciente número de países autoritarios, con China a la cabeza, que utilizan Internet y las nuevas tecnologías para frenar la disidencia y ejercer un mayor control.

“Así que el mundo está en un punto de inflexión. Y debemos elegir entre renunciar a nuestra visión de Internet o intensificar la lucha. Intensificaremos la lucha”, dijo Blinken.

Entérate más:  Estudio descarta que vacuna de Pfizer aumente riesgo cardiovascular en mayores de 75 años

“Defenderemos los principios de una Internet abierta, segura, confiable e interoperable en todo el espectro de nuestros compromisos, desde los acuerdos comerciales hasta la gobernanza y el hardware”, agregó.

Los comentarios de Blinken se producen en medio de una creciente preocupación por los ciberataques extorsivos, incluido un hackeo que cerró una oleoducto en Estados Unidos.

Funcionarios estadounidenses dicen que muchos de esos ciberataques provienen de territorio ruso, aunque no está clara la existencia de vínculos con el gobierno de Moscú.

El presidente Joe Biden dijo haber advertido a su homólogo Vladimir Putin en una llamada telefónica el viernes que Estados Unidos no se quedará de brazos cruzados, un mensaje reiterado por Blinken.

“Nuestro mensaje es claro: los países que albergan a los ciberdelincuentes tienen la responsabilidad de tomar medidas; o lo haremos nosotros”, dijo el secretario de Estado.