Los precios del petróleo ganaron terreno el martes luego de caer fuertemente el lunes, en un mercado que sigue digiriendo la decisión de la Opep+ de aumentar producción y observa la evolución de la pandemia.

El barril de Brent del mar del Norte para entrega en setiembre quedó en 69,35 dólares, en alza de 1,06% sobre el cierre del lunes.

En Nueva York el barril de WTI para agosto ganó 1,50% a 67,42 dólares.

“Las cotizaciones repuntaron luego de la significativa pérdida de casi 7%” del lunes “debida a las preocupaciones sobre la variante delta” del coronavirus, explicó Andrew Lipow, presidente de la consultora Lipow Oil Associates.

El WTI tuvo el lunes su peor jornada del año con una caída de 7,50%, en tanto el Brent perdió 6,75%.

Los dos contratos perdieron en una jornada un mes y medio de alzas.

Entérate más:  Helidosa aclara situación