Isauris Almánzar, autora de este articulo

“Genaro”, como llamaremos al protagonista de esta nueva historia, es un próspero ganadero de Santiago Rodríguez, un hombre muy noble y de familia, en uno de sus viajes a la finca, conoció a Isabel; mujer joven, bella y encantadora. Ellos comenzaron un romance y pasado el tiempo, decidieron mudarse juntos, abandonando un matrimonio de 13 años que este hombre tenía.

Wanda, quien era la pareja que convivía con Genaro, era una mujer muy peleona y descuidada, nunca tuvo ningún detalle con él, esa casa era prácticamente un infierno, de hecho, Genaro, siendo un hombre muy detallista y atento, fue víctima de violencia intrafamiliar y constantes robos de ganado por parte de ella, pero cuando Genaro decidió dejarla, Wanda enloqueció, empezó a buscar brujería, a perseguirlo y amenazarlo; también perseguía a su nueva pareja y en ocasiones lo acosaba vía Whatsapp.

Esta mujer prometió que iba a recuperar a su “esposo” así tuviera que arrastrarse como culebra, porque los beneficios económicos que ella tenía no se podían ir tan fácil de sus manos, decidió conquistarlo y convertirse en su amante.

Entérate más:  Tremendo lío en el peaje

Genaro, como hombre inteligente que es, y por mantener la confianza en su relación, le confesó a Isabel lo que estaba pasando y él fue muy claro, le comentó sobre los bajos niveles que Wanda estaba experimentando y que él simplemente se sentía avergonzado por la manera en que ella se estaba desvalorizando como mujer, cuando él fue muy claro en su decisión de salir de esa casa, que si ella se sentía un objeto de uso desechable, ese era problema de ella, pero que él estaba muy firme en su nueva relación e iba a luchar para que las cosas funcionaran.

Al igual que Wanda, hay una gran cantidad de mujeres que no han comprendido su rol en la vida y su valor, después de ser la señora, la patrona, la jefa de una relación, deciden volver con su ex y tener el rol de la amante, creo que esta es la peor humillación y tortura a la que una mujer es sometida de manera voluntaria, debido al grado de ultraje al que la mujer se expone y ellas piensan que por este accionar su expareja va a volver, pero ellos las ven como un objeto que pueden usar a su antojo y sin ningún compromiso, todavía volviendo a la casa, las cosas serán peor que antes, porque ya se perdió el respeto.

Entérate más:  Lo mataron por una guanábana en Los Alcarrizos

Mujer, yo sé que duele perder la persona que tanto amas o que te conviene, pero si un hombre te abandona por otra, ya te está enviando un mensaje muy claro y es que tú no le importas, porque el hombre bacano nunca abandona su hogar y si lo hace, es porque lo de la calle le parece más atractivo, no te engañes, no te sometas a tanto sufrimiento y humillación, recuerda que eres una princesa y tu corona debe estar en tu cabeza y para que eso suceda, tu frente debe estar siempre en alto, “no te conformes con sobras de amor, Dios te hizo mujer, no hormiga”.

A veces por no soltar lo que nos estorba, estamos alejando las bendiciones que Dios tiene para nosotras.

“Ningún hombre vale tanto para tener dos mujeres y ninguna mujer vale tan poco como para someterse a esta tortura”. Recuerda, cada persona está donde quiere y si obligas a tu pareja a permanecer a tu lado, no solo perdiste tu dignidad, también lo perdiste a él.

Entérate más:  Abinader presenta 5 nombres para sustituir a Yolanda Martínez en Procompetencia

¡Dios te bendiga!

Por: Isauris Almanzar almanzar9101@gmail.com