Los precios internacionales del petróleo cayeron el lunes tras cifras decepcionantes de la actividad manufacturera en China y en Estados Unidos, y un aumento de producción del grupo de  la OPEP.

En Nueva York, el barril de “light sweet” (WTI) para setiembre perdió 3,63%, al cerrar a 71,26 dólares.

En tanto, en Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en octubre terminó en su primer día de cotización como contrato de referencia en 72,89 dólares y caída de 3,34% respecto de la sesión del viernes.

“Las cifras de actividad manufacturera en China fueron malas, cercanas a una contracción. Podría registrarse fácilmente una contracción el mes próximo”, declaró Robert Yawger, de Mizuho USA.

La actividad manufacturera cayó a su nivel más bajo en 15 meses en julio en China, según un índice independiente publicado el lunes que confirma la tendencia del índice oficial.

De su lado, el sector manufacturero en Estados Unidos creció en julio pero, por segundo mes consecutivo, lo hizo a una escala menor a la esperada debido a dificultades de aprovisionamiento que impiden que las industrias respondan a la fuerte demanda.

Entérate más:  Autoridades se incautan de 8 mil pastillas de éxtasis en Moca

El índice ISM de los directores de compra publicado este lunes se ubicó en 59,5% contra 60,6% el mes pasado, cuando los analistas esperaban un ligero aumento a 60,7%.

Un valor del índice por encima de 50% indica expansión de la actividad.

Esta cifra estadounidense acentuó la caída de precios que se registraba en el mercado del crudo, destacó Yawger.

“Además de esto, la OPEP agregará 400.000 barriles por día a su producción en los próximos 14 meses”, recordó el analista.

“Con la demanda que baja con estas cifras industriales, esto implica que, tal vez, no serán necesarios tan rápidamente esos 400.000 barriles adicionales en el mercado, o que podrían haber sido espaciados en el tiempo”, reflexionó.