El gobernador saliente de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que había sido víctima de un “petardo político” mientras se preparaba para dejar el cargo el lunes tras dimitir por acusaciones de acoso sexual.

En un discurso de despedida pregrabado, el otrora poderoso demócrata insistió en que la investigación que mostró que acosó sexualmente a múltiples mujeres, incluidas empleadas, había sido diseñada para forzarlo a renunciar.

“Hubo una estampida política y mediática. Pero la verdad saldrá a la luz con el tiempo. De eso estoy seguro”, dijo Cuomo, que entrega las riendas del cuarto estado más poblado de Estados Unidos a la vicegobernadora Kathy Hochul.

Cuomo -hijo de Mario Cuomo, que fue gobernador durante tres mandatos- estuvo al frente de Nueva York durante una década, ganando las elecciones por primera vez en 2010.

Saltó a la fama internacional el año pasado, cuando fue ampliamente elogiado por sus sesiones informativas diarias en televisión sobre la pandemia.

Esto ocurría mientras el entonces presidente republicano Donald Trump sembraba la confusión con mensajes incoherentes sobre el coronavirus, lo que llevó a algunos demócratas a pedir una candidatura presidencial de Cuomo.

Entérate más:  Lo que dice el informe del FBI sobre las amenazas de Enrique Figueroa a Luis Abinader

Pero su popularidad cayó a finales del año pasado cuando se vio envuelto en acusaciones de que encubría el verdadero número de muertes por covid-19 en residencias de ancianos.

Y este año, varias mujeres denunciaron que el político de 63 años se había comportado de forma inapropiada con ellas.

Las acusaciones culminaron en un explosivo informe de la fiscal general del estado, Letitia James, publicado a principios de este mes, en el que se afirmaba que había acosado sexualmente a 11 mujeres, incluso con tocamientos no deseados.

Cuomo negó enérgicamente las acusaciones e inicialmente rechazó los llamamientos para que renunciara, incluidos los del presidente Joe Biden.

Sin embargo, a medida que una investigación de los legisladores estatales cobró fuerza, Cuomo anunció el 10 de agosto que dimitía y que dejaría el cargo dos semanas después.

Durante su discurso de despedida aseguró que un “juicio apresurado” había provocado un “frenesí mediático” que no era “correcto, justo ni sostenible”.

Entérate más:  Así va la investigación del caso Falcón

También destacó algunos de sus logros, como la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en Nueva York en 2011 y el aumento del salario mínimo del estado a 15 dólares en diciembre de 2019.

“Ningún gobernador en la nación ha aprobado más medidas progresistas que yo”, subrayó.

Hochul, también demócrata, se convertirá en la primera mujer gobernadora de Nueva York cuando preste juramento en Albany, la capital del estado, en los primeros minutos del martes.