Las ocurrencias de Kirill Tereshin nunca acaban y casi siempre lo hacen mal. El llamado Popeye ruso por sus músculos aumentados de manera artificial ha añadido otra idea a su historial y otra vez su cuerpo ha reaccionado mal.

En este caso, se apuntó a una pelea de artes marciales mixtas (MMA) y durante el duelo los músculos de sus brazos reventaron.

En el vídeo compartido por Kirill Tereshin en sus redes sociales se ve cómo ha vuelto a combatir en un duelo de MMA (no es la primera vez que entra en el octógono y no es la primera vez que termina con lamentos) pero el Popeye ruso tuvo que detenerse cuando se dio cuenta de que uno de sus brazos había sufrido la explosión de unos de sus músculos durante el intercambio de golpes.

“Reventé mis músculos durante el combate; este es el final”, reconoció el ruso de 25 años que ha se ha vuelto casi tan famoso por sus aventuradas decisiones que por sus músculos de brazos artificiales. Más de 350.000 seguidores siguen habitualmente sus novedades en las redes sociales.

Entérate más:  Baby shower deja tres heridos tras disputa por los regalos en EE.UU.

Kirill Tereshin ha tratado de aumentar la masa de sus músculos de manera arriesgada y desproporcionada. Se hizo famoso por inyectarse aceite dentro del cuerpo para hipertrofiar sus brazos de manera acelerada y desproporcionada. Lo logró con una apariencia deforme en comparación con el resto del cuerpo a cambio de arriesgar su vida con una práctica muy peligrosa.

“Fue una estupidez”, reconoció posteriormente por una decisión que ya le ha hecho pasar por el hospital ante el riesgo de problemas físicos graves o de perder la vida. Para tratar de evitar estos trastornos, incluso sustituyó el aceite por silicona en otra de sus fantásticas ocurrencias. Los doctores le retiraron parte de músculo muerto y de piel junto con el aceite ante el riesgo de que perdiera ambos brazos.

Con información de Menshealth