Conductores que se desplazan por la carretera Sánchez, en el tramo comprendido entre Azua y Baní, volvieron a denunciar este domingo que son rutinarias las detenciones del tránsito por parte de jóvenes que realizan carreras de motocicletas clandestinas.

Expresaron que esta práctica se da ante la mirada indiferente de los miembros de la Digesett y pese al peligro que la misma representa.



A través de un video que llegó a la redacción de EL NUEVO DIARIO, dos jóvenes cayeron al pavimento y salvaron sus vidas porque en ese momento no se desplazaba ningún vehículo por esa dirección.

En el audiovisual hicieron un llamado al jefe de Digesett para que tome carta en el asunto antes de que vaya a ocurrir otra desgracia.



Entérate más:  Preocupación en Manganagua por la desaparición de un hombre