Hace unos largos años, América Latina vio el nacimiento de una agrupación dominicana de merengue que tuvo la particularidad de estar integrada totalmente por mujeres. Por ello, sobre todo en sus inicios, tuvo que luchar contra estereotipos en un mercado dominado por chaquetas y bigotes. A fines de los años 80, Las Chicas del Can asegurarían un lugar en la memoria latinoamericana gracias a una canción que no solo sacó a la gente a bailar, sino que puso de moda un instrumento: la güira. Hoy contamos la historia detrás de Juana la cubana.



Varias integrantes han entrado y salido de la orquesta desde su creación. La agrupación se desintegró en 1998, luego se reactivó en 2007 hasta 2009 (producto de un arrendamiento a Evelio Herrera por parte de su propietario WV), habiéndose reactivado a finales de la década de los años 19.

Las Chican realizaron éxito tras éxito durante los años 80, y un gran número de sus sencillos y discos recibieron disco de oro y platino. Éxitos como «Besos Callejeros», «El Negro no puede (Waka Waka)», «La Media María», «Sukaína», » Juana la Cubana», «Culeca», «Ta’ Pillao», «Pegando Fuego», «Fiebre», y «Las Pequeñas Cosas», entre otros.

Entérate más:  Video - Los bares más gays de la República Dominicana