Santo Domingo. – Soñar desde los primeros años con lo que se quiere ser de adulto es uno de los proyectos que vamos construyendo cada día. Sin embargo, no todos llegan a conquistar la meta fijada en la niñez, y deciden abrirse pasos por otras áreas con las que se identifican y a través de la cual encuentran su verdadera vocación.

Tal es el caso de Carla Marrero, una joven que de niña sintió una gran pasión por la abogacía, por lo que creció pensando en convertirse en una gran abogada, idea que tuvo que cambiar sin divorciarse totalmente de ella ya que según cuenta aún siente un alto nivel de persuasión por lo que haces en su vida profesional.



“Debatir temas y dar sus puntos de vista en las diferentes circunstancias que se le ha permitido opinar, es una de las cosas que me apasiona y disfruto al máximo”, cuenta la joven quien dice que como sigue con esa vocación decidió aplicarla en su quehacer laboral.



En la actualidad Marrero se desempeña como gerente de Mercadeo de CPS, empresa de courier dominicana con 30 años dedicada al servicio de transporte expreso internacional, donde entró como coordinadora de mercadeo.



Agradecida de Dios y luego a la gerencia de la firma por confiar y creer en ella como profesional, dice: “Parte de mi éxito se le debo a mi jefe y mentor Luis Valdez porque es de estos profesionales que te llevan a crear la mejor versión de ti mismo. Es una de esas personas que cuando te equivocas te da las herramientas para levantarte y te enseña a cómo hacerlo mejor”.

Estar en la empresa para mí más que un reto ha sido una experiencia divertida. Aquí me identifico mucho con CPS como marca y como consumidora de estos servicios que fui antes de ser parte de la empresa. Ahora partiendo de mi experiencia he basado algunas estrategias para estar acorde con los nuevos tiempos en el mercado al que pertenecemos, explicó la joven quien desde pequeña lleva por sus venas el espíritu del emprendimiento

¿Al llegar a la compañía has implementado algún cambio?

Así es, he logrado implementar cambios, mejoras e innovaciones en busca de la excelencia. Entre esto figura una nueva y mejorada app móvil para que los usuarios tengan al alcance de sus manos el momento exacto donde se encuentran sus paquetes. Además de la creación un Whatsapp automatizado a través de chat bot donde el cliente puede autogestionarse cualquier información que requiera en tiempo real y sin necesidad de un representante.

De esta misma línea, nace mi proyecto más reciente y del cual me enorgullece ser parte, y es el nuevo servicio de CPS Delivery Nacional. A través de este los clientes pueden enviar y recibir su encargo en cualquiera de nuestras sucursales.

¿Qué se requiere para escalar a una posición tan importante?

Determinación, vocación, constancia y responsabilidad.

¿Cuál ha sido tu mayor reto en la empresa?

Sin duda, adaptar todo el plan estratégico a la nueva modalidad que nos ha dejado la pandemia de la Covid-19. A partir de su llegada hemos tenido que reinventarnos en tiempo récord para satisfacer la alta demanda de nuestros clientes, surgiendo así, ideas super innovadoras y de automatización para seguir brindando el servicio de calidad a los que nuestros clientes de CPS están acostumbrados.

¿Qué has tenido que sacrificar como persona para crecer profesionalmente?

A muchas cosas tanto a nivel personal, como laboral, pero esos sacrificios no se ven como tal cuando las cosas se hacen por vocación y amor, sino que los mismos me han ayudado a subir un escalón más para llegar a ser el profesional que siempre soñé.

¿Cómo logras el equilibrio entre lo personal y profesional?

La mejor manera de crear un equilibrio entre estas dos partes es dedicándole el tiempo justo al momento justo, para así mantener la mente y el corazón puestos en la labor que estemos desempeñado en ese instante.

¿Al momento de asumir la gerencia de una empresa con una trayectoria de 30 años en el mercado qué fue lo primero que dijiste, tenemos que cambiar, mejorar o eliminar?

Cuando entré lo primero a lo que aposté fue a la innovación y vanguardismo constante de la marca, porque he tenido la oportunidad de trabajar en una empresa que me han dejado ser y trabajar sin límites, por ende, estos cambios han ido surgiendo a medida que van naciendo nuevas cosas.

¿Cuál es la visión que tienes como profesional en los próximos 10 años?

Seguir creciendo y desarrollándome en mi carrera que tanto me apasiona, y que estoy segura aún falta mucho por aprender. En lo adelante pretendo enfocarme en proyectos propios que he venido trabajando y que me llena de satisfacción y orgullo.

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado a nivel profesional y quien te lo dio?

El más valioso y el que más atesoro me lo dio mi padre Juan Carlos Marrero quien ha sido mi ejemplo a seguir, quien me dice “Sin importar a qué nos dediquemos o cual función desempeñemos, nuestro enfoque siempre debe de ser alineado a ser asertivos, tener propósitos y generar valor”.

Eres muestra de que los jóvenes pueden lograr sus sueños. Qué recomiendas a la juventud que anda por la vida sin dirección.

El mejor consejo que puedo darle a los jóvenes es que se dediquen hacer lo que realmente les apasiona, a eso que no les pese poder todo el corazón y levantarse por las mañanas, porque solo así se disfruta del proceso aun cuando las cosas se ponen difíciles y no flaqueamos para abandonar, tener un objetivo claro ayuda a enfocarnos y a perseguir esa meta, porque el éxito es la suma de esos esfuerzos que se construyen día tras día.