El presidente de EE.UU., Joe Biden, visitó el pasado viernes el Vaticano para reunirse con el papa Francisco. Sin embargo, un video de su extensa caravana de automóviles ha generado una ola de indignación en las redes sociales.

Los usuarios critican el hecho de que todos esos coches no son precisamente amistosos con el medio ambiente, en especial cuando Biden participará en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP26, que comenzará este domingo en Glasgow (Escocia, Reino Unido).



Según reporta el New York Post, la caravana contaba con 85 vehículos, incluido el coche de 244 caballos de fuerza que transporta al mandatario, conocido como ‘La Bestia’. Mientras, una caravana nacional del presidente se compone máximo de un par de docenas de automóviles.

«85 vehículos devoradores de gasolina llevados hasta allí sin ningún propósito. Una simple visita de vanidad. Muy verde», escribió en su cuenta de Twitter el comentarista de noticias Steve Milloy.

Entérate más:  Senadores republicanos se la ponen en china a la dominicana Julissa Reynoso


«Pero recuerda, amigo… Tú debes dejar de conducir tu automóvil. Tú debes dejar de volar al extranjero. Tú debes dejar de comer carne. Tú debes dejar de usar una caldera de gas. Tú debes empobrecer tu vida en nombre de salvar el planeta», tuiteó el activista político Darren Grimes.



Por su parte, varios se preguntaron si esta cantidad de coches es «realmente necesaria».

Mientras, otro usuario, con un tono de ironía, escribió: «predicando con el ejemplo».

La reunión entre Biden y el papa Francisco duró aproximadamente 75 minutos y discutieron numerosos temas, incluido el cambio climático.