Los voceros del Partido Revolucionario Moderno (PRM) en el Congreso Nacional han mostrado posiciones divididas sobre la decisión del gobierno de suspender los visados a estudiantes haitianos.

Este martes, la vocera del PRM en el Senado, Faride Raful, tuiteó: “suspender indefinidamente el programa de visado a estudiantes haitianos es un error. El mensaje correcto es fortalecer y ser más minuciosos en los procesos si se avizoran irregularidades. Reconsideremos”.



Luego, ante la avalancha de cuestionamientos, la senadora por el Distrito Nacional aclaró en otro tuit: “Nadie ha dicho que no respalda las medidas tomadas por nuestro gobierno en el caso de Haití. Por el contrario, más allá del tema estudiantil, apoyo la eficiente intervención del Presidente. En el caso de Haití, así como su justo llamado a la Comunidad Internacional. Que quede claro”.

Indica el Diario Libre que el vocero del bloque de diputados del PRM, Julito Fulcar, le respondió a la vocera de los senadores del mismo partido, que no hay que hacer ninguna reconsideración con respecto a esa medida porque el gobierno no va a suspender el visado de los estudiantes haitianos que ya están en el país, sino que decidió fue no emitir nuevas visas.

Entérate más:  Deliveries venezolanos denuncian “cacería” por parte de Digesett


El diputado por el PRM dijo a los periodistas que, aunque no era portavoz del gobierno quería hacer una información de carácter oficial.



“No hay que hacer reconsideración porque el gobierno no va a quitar, no va a suspenderle el visado a los estudiantes que están aquí. El gobierno lo ha hecho es que no va a seguir emitiendo nuevos visados”, aclaró.

Al cuestionársele sobre lo expresado por la senadora del Distrito Nacional, Faride Raful, Fulcar respondió: “Bueno, yo le estoy haciendo la aclaración de lo que ocurrió, que es lo que nos interesa”.

Reiteró que “lo que ha dicho (el gobierno) es que va a paralizar temporalmente, hasta tanto se regularice la situación de la República de Haití, la emisión de nuevos visados en ese programa”.

Afirmó que es evidente que Haití está atravesando una situación “convulsa” que constituye una amenaza para la República Dominicana, razón por la que hay que tomar todas las medidas que sean necesarias de control a fin de garantizar la tranquilidad del pueblo dominicano.