En la actualidad, Haití está gobernada por 77 bandas fuertemente armadas que mantienen un Estado de violencia, conflictos, tráfico de armas y secuestros, situación que empeoró luego del asesinato de su presidente Jovenel Moise.

Pese a ese panorama, el director del Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza Terrestre (CESFRONT), General de Brigada Frank Mauricio Cabrera Rizek, negó que exista una supuesta crisis violenta en la frontera entre ambas naciones.



Asimismo, Cabrera Rizek negó que las bandas que controlan Haití crucen al territorio dominicano para abastecerse de combustible y la alegada convivencia entre las bandas armadas y los militares dominicanos.

“Aquí nosotros no tenemos conocimiento del primer caso de que un organismo estatal sobre eso, entonces yo no quiero contestarle algo que no tiene ningún tipo de evidencia”, respondió el director de CESFRONT durante un recorrido por la frontera con Elías Piña que realizó el programa Reporte Especial con Julissa Céspedes.



Durante un recorrido realizado por la periodista Julissa Céspedes, el General Cabrera mostró las medidas implementadas por los agentes para proteger la frontera e impedir el paso de bandas criminales que puedan poner en peligro la soberanía dominicana.

Entérate más:  Directora distrital pidió cancelar un profesor por ser dirigente del PLD


Señaló que se han colocado nuevas puertas en la frontera de Dajabón, Elías Piña y Jimaní y que por el momento no se contempla colocar una puerta en Pedernales, hasta que el Gobierno coloque un muro de Gavión que proteja de la crecida del río los días de lluvias.

“Realmente el pueblo haitiano esta pasando por una crisis política, económica y social, pero aquí en la frontera no se siente esa ola de violencia que esta viviendo en Haití. Puedo decir de manera categórica que la frontera esta tranquila, esta segura, no hay ningún tipo de evidencia de que haya una amenazada que afecta la integridad territorial de nuestra nación”, enfatizó Cabrera.

Pese a esto, en el recorrido la periodista mostró que las gasolineras en las zonas fronterizas están abarrotadas de haitianos que cruzan a esta parte de la isla a abastecerse de combustibles, incluso los policías haitianos cruzan varias veces al día.

Entérate más:  Los momentos más calientes del caso Antipulpo