ISRAEL.-Un ciudadano australiano fue condenado a no salir de Israel por 8.000 años por no pagar la manutención de sus hijos.

El ciudadano australiano Noam Huppert fue sentenciado luego de confirmarse que tiene una deuda de 2,95 millones de euros en concepto de manutención, según informó la agencia Europa Press.



El hombre de 44 años, se desempeña como químico analítico en una empresa farmacéutica y tiene problemas con la manutención de sus hijos desde 2013.

El químico australiano también fue sentenciado por un tribunal israelí a abonar 5.000 shékels (unos 1.400 euros) al mes por cada hijo hasta que cumplan los 18 años



«Llevo atrapado en Israel desde 2013», dijo el hombre a la prensa australiana, y aseguró que es uno de los muchos ciudadanos de ese país que son «perseguidos por la Justicia israelí solo por haberse casado con una mujer israelí».

El Departamento de Estado estadounidense ya había alertado en sus avisos de viaje de que la ley israelí «prohíbe a ciertos individuos salir del país por deudas u otras cuestiones legales pendientes», y son habituales las quejas por las leyes israelíes sobre divorcio.

Entérate más:  Por cuarta vez mujer pide a las autoridades que apresen a su agresor