Los niños y las niñas de hoy en día ya no quieren jugar con muñecas, carros o juegos de cocina, todo esto se ha quedado a un lado.

Y es que, está muy claro que los infantes solo piensan en celulares, tablet y demás objetos tecnologicos.



Señala Melissa Correa que así lo confirman madres consultadas por el periódico Hoy, las cuales tienen posiciones encontradas sobre sí comprarle o no estos dispositivos.

Tal es el caso de Rosmery Acosta, quien asegura que al comprarles estos aparatos les quita la inocencia al infante y puede hasta crearles una adicción.



¨Esto está mal, el daño de exponerlo ha informaciones a temprana edad hace que pierdan la inocencia. Aquí ni modo debíamos aceptar eso para que no estén en la calle, pero le preguntamos sobre los regalos y dijo que quiere su tablet¨.

¨Como nueva mamá me inclino por los juguetes convencionales. A temprana edad es mejor conservar la inocencia del niño e incentivar el desarrollo de sus capacidades de forma «convencional» y eficiente, expresó Jessica Florentino, madre primeriza.

Entérate más:  Una de las mujeres más populares de OnlyFans

Otras, pese a la petición insistente de sus hijos optaron por irse a la tradicional y comprar los juguetes acorde a la edad de la criatura.

¨Yo siempre me voy por muñecas, bicicleta y jueguitos de doctora. Lo de la tecnología, ya he tenido experiencias con eso y no lo recomiendo porque crea como una adicción en el niño¨, explicó Awilda Reyes.

Mientras que Messalina Sena dice que ¨este año no le compró nada tecnológico, porque ya tiene un celular nuevo y una laptop, le compré una patineta. Creo que para los tiempos que estamos viviendo, con tantos peligros, los aparatos tecnológicos no son buena idea¨.

¿De quién es la responsablidad?
Aseguran que parte de la culpa y la responsabilidad de que los niños no solo se queden en el mundo virtual es de los padres, los cuales deben combinar el mundo virtual y la realidad.

¨Ahora las madres todo lo quieren grabar, que si habla, que si vosteza, que si camina. El niño vive con ese aparato en la cara el día entero. Los culpable somos nosotros ¨, expresó Sheila Encarnación.

Entérate más:  Trabajaban como contables, ahora son dueñas de un emporio del café

¨Es decir desde que el bebé empieza a tener uso de razón ve el teléfono como algo relacionado a su diario vivir¨, añadió.