Las reservas comerciales de petróleo crudo en Estados Unidos aumentaron ligeramente la semana pasada después de siete semanas de continuas caídas, sorprendiendo a los analistas, quienes esperaban una fuerte reducción adicional en los inventarios.

Según las cifras publicadas el miércoles por la Agencia de Información de Energía de Estados Unidos (EIA), los inventarios de crudo aumentaron 0,5 millones de barriles en la semana que finalizó el 14 de enero, al alcanzar los 413,8 millones.



Los analistas pronosticaban una nueva caída, de 1,75 millones de barriles.

A pesar de su ligero aumento, los inventarios de petróleo se mantienen un 8% por debajo de su nivel promedio de los últimos cinco años.



Las reservas de gasolina, por su parte, aumentaron considerablemente en 5,9 millones de barriles, mientras que los analistas esperaban un alza menor, de 2,6 millones.

De su lado, los stocks de productos destilados (diésel, fuel oil) se redujeron en 1,4 millones de barriles y se ubicaron un 16% por debajo de su nivel promedio de los últimos cinco años.

Entérate más:  Cándido Simón reitera que en el caso de David de los Santos se oculta alguien

En cambio, la producción de crudo se mantuvo estable en 11,7 millones de barriles por día (mb/d).

Además, las reservas estratégicas del país se han reducido en 1,3 millones de barriles, ya que la administración del demócrata Joe Biden comenzó a fines de noviembre a vender parte de ese stock en el mercado, en un intento de frenar el aumento de precios de los combustibles.