Una pedrada a un carro por parte del coronel Elpidio Guzmán Pérez, habría sido la causa del incidente que degeneró en la muerte del oficial policial, cuyo cadáver fue hallado en los alrededores de una estación de gasolina en el kilómetro 20 de la Autopista Duarte.

Según se informó, el coronel Guzmán Pérez habría lanzado una piedra al carro Toyota Corolla en el que se transportaban Toribio Rosario Recio y Julio César Acevedo de la Cruz, quienes tras el impacto de la piedra salieron del vehículo a enfrentar a la agresión al pensar que se trataba de un acto delincuencial.



El oficial superior, que estaba vestido con ropa deportiva y que acostumbraba todos los días hacer ejercicios temprano en la mañana, salió huyendo y fue perseguido por Rosario Recio y Julio César.

El reporte preliminar indica que tras darle alcance, los dos hombres golpearon y provocaron heridas corto-punzantes al oficial que le ocasionaron la muerte.



Entérate más:  Medio Ambiente someterá a la justicia al director municipal de Palmarejo Villa Linda por tala ilegal de árboles

El coronel Guzmán Pérez residía en la calle Los Chicharrones del barrio La Esperanza, y tenía una licencia médica por padecer trastornos mentales y diabetes, según informaron familiares.
El oficial policial andaba sin su arma en el momento del incidente, ya que el revólver asignado lo tenían guardado sus parientes en la casa por su condición de salud.

Rosario Recio y Julio César fueron apresados por la Policía y puesto a disposición del Ministerio Pública para que le solicite la medida de coerción correspondiente. El vehículo en el que se transportaba los imputados del homicidio, un Toyota Corolla, 2010, placa A-669208, está en poder de las autoridades.