Realizar los servicios de mantenimiento y estar al pendiente del desgaste de todas sus partes, te puede ahorrar cientos o miles en reparaciones. Cuidar tu vehículo es la mejor forma de asegurarte que funcione adecuadamente.

Existen servicios que se deben de hacer en intervalos largos o que es necesario que se hagan tan seguido. Sin embargo, hay algunos que se deben de hacer de manera constante para evitar que fallas te sorprendan o que se acumule el trabajo.



Por eso,  te decimos tres cosas que debes hacer por tu auto una vez a la semana.

1.-  Limpieza y estética

Es sorprendente la cantidad de cosas que se pueden acumular en nuestros autos en el transcurso de una semana. Toma un momento para vaciar los compartimentos de las puertas, los de la consola central, la cajuela y el asiento trasero. Lavar el auto de manera constante hace que el trabajo sea más fácil y rápido.



Entérate más:  Los delfines usan la orina para reconocer a sus amigos, según estudio

2.- Inspección visual

Una inspección visual nos puede ayudar a detectar muchas fallas. Revisa el estado de las llantas, asegúrate que todas las luces estén funcionando correctamente, revisa el nivel de aceites y líquidos.

3.- Prueba de manejo

Lo más probable es que tu y tu auto hagan prácticamente lo mismo todos los días: conducir hacia y desde el trabajo, tal vez haciendo una o dos paradas en el camino. Si la mayor parte de su conducción es en la ciudad, su motor apenas se ejercita y eso puede conducir a la acumulación de carbono y, en última instancia, a un rendimiento reducido y un mayor consumo de combustible.

Una vez a la semana, sube a la autopista y acelera. Durante este viaje revisa que no salga humo, que el auto no tiemble, que no haya ruidos extraños y que te sientas confiado manejando tu auto,

Enérgico no significa imprudente, pero sí significa con un poco más de vigor de lo normal.

Con información de Siempre Auto