La Fiscalía de Santiago solicitó este sábado a la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente que imponga la prisión preventiva contra uno de tres hombres que la madrugada del viernes asaltaron a tiros a agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) que custodiaban un dealer ocupado en el Caso Falcón.

Indica el Diario Libre que en la acusación del Ministerio Público contra Carlos Miguel Pérez Henríquez, de nacionalidad puertorriqueña, establece que el imputado se presentó al dealer Lenin Auto Venta S.R.L. junto a otros dos hombres aún por identificar, portando armas de fuego y con la intención de sustraer un vehículo.



Al notar que el referido negocio estaba bajo custodia del Ministerio Público y de agentes de la DNCD, el imputado y los dos hombres que le acompañaban la emprendieron a tiros contra los oficiales.

El fiscal titular, Osvaldo Bonilla, dijo que se trató de un desafío a la autoridad que debe ser sancionado en su justa dimensión por los tribunales.



Entérate más:  Dos maletas full de droga en la Bolívar con Churchill

La pronta reacción de los agentes, permitió que el imputado fuera neutralizado y apresado, mientras que los otros dos cómplices huyeron del lugar, dejando abandonado el vehículo Chevrolet, modelo Tahoe, color blanco, en el cual se trasladaban, también fue ocupado un remolque marca Carry-On Trailer, en el que robarían el vehículo.

Al momento de su arresto, a Pérez Henríquez se le ocupó un arma de fuego.

En el interior del vehículo, los agentes ocuparon varias porciones de drogas y otras evidencias que fueron anexadas al expediente acusatorio.

El referido dealer es parte de los bienes que permanecen incautados por la Operación Falcón, con cuya investigación el Ministerio Público desmanteló una poderosa estructura del crimen organizado, apresando y sometiendo a la justicia a unas 30 personas que cumplen medidas de coerción.

El próximo jueves continuará la revisión obligatoria a esta medida de coerción.