Santo Domingo. – El Ministerio de Salud Pública, a través del viceministerio de Garantía de la Calidad (VGC), reiteró que se mantienen suspendidas en todo el país, las jornadas odontológicas de implantes dentales en clínicas, consultorios y universidades que no cuenten con el aval y la debida habilitación de la institución para las prácticas de estas actividades odontológicas.

Con estos fines, se realizó una reunión encabezada por el ministro de Salud, Daniel Rivera y la Asociación de Odontología, con el propósito de caracterizar estas normativas y mejorar la calidad del servicio en esta disciplina.



En el encuentro, se indicó que, “procederán a clausurar cualquier centro o entidad que viole la disposición, anunciada el pasado 23 diciembre, donde se prohibió las jornadas médicas odontológicas”.

La institución enfatizó que se tomarán medidas de seguridad con la revisión de las normas establecidas en las guías del proceso para habilitación de clínicas y consultorios odontológicos. Además, de asegurarse de que el personal que trabaje en estos centros esté debidamente capacitado.



Entérate más:  El nuevo jefe de la seguridad presidencial

También que avanza en la culminación de una guía y protocolo para estos operativos médicos odontológicos en coordinación con diversas instituciones, entre las que se encuentran el Colegio Dominicano de Odontólogos, la Sociedad de Odontología Oral, Sociedad de Cirugía Buco Maxilofacial, varias universidades que ofrecen la carrera de odontología, así como el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología, el departamento de salud bucal y la Dirección de Habilitación del MSP.

Mientras, que el viceministro de Garantía de la Calidad, doctor José Antonio Matos, advirtió a los que se dedican a esa práctica de manera, ilegal en franca, violación a la ley de salud, que corren el riesgo de que sus clínicas o consultorios sean clausurados de manera definitiva si son sorprendidos realizando cursos y jornadas sin la debida habilitación.

Asimismo, que los profesionales extranjeros que vienen al país con la intención de ejercer la profesión en consultorios propios o bajo otra condición, deben proceder a legalizar sus acreditaciones en el territorio nacional y acercarse al Colegio Dominicano de Odontólogos para regularizar su situación conforme lo establece la Ley General de Salud 42-01 y el Reglamento 1138-03 sobre Habilitación de Centros y Personal de Salud