Oro Sólido se convirtió en el grupo de merengue de mayor repercusión y arrastre en los últimos tiempos; no obstante, en sus inicios fueron los incomprendidos de la industria musical, tuvieron que agenciarse de un instrumento, que para nada era usado en el género, solo porque no tenían dinero para contratar saxofonistas, sin imaginar que crearían el ritmo de moda.

Tuvieron que enfrentarse a las críticas y callarles la boca con un disco que sería el principio de todo. Hoy te contamos la historia del hombre del Conservatorio que está detrás de la agrupación y es el dueño de una influyente cadena de medios de comunicación.



Su estilo de hacer merengue, la cadencia de sus temas y el sabor popular de sus interpretaciones, convirtieron a Oro Sólido en un grupo importante, aunque al principio no fue así. Su historia comienza por Raúl Acosta, que nació en Santo Domingo, República Dominicana, el 8 de setiembre de 1971, bajo el seno de una familia de músicos.

Entérate más:  Entérate quién le pagó la deuda a El Pachá

Desde pequeño estuvo ligado a ella y, junto a sus hermanos mayores Iván y Rafael, formaron «Los Sobrinos Del Rey» un intento de versión dominicana de los Jackson 5. Aunque, esto no duró mucho, pues la familia se muda a los Estados Unidos, donde comienzan una nueva vida.



Como lo leíste, Raúl Acosta, comenzó sus estudios en ingeniería de sonido en una escuela de Nueva Jersey, a la par, empezó a trabajar en Kennedy’s Music World, un estudio de música, escuela y tienda local, donde conoció a un maestro llamado Kennedy Cortina, quien le enseñó casi todo lo que sabe y plantó la semilla de la creación en su mente.

Ese grupo pequeño del que habla se llamó “Latin Kings”, tal vez este dato te parezca insignificante, pero no lo es. Según la página informativa El Universo, el nombre lo pusieron para salir del paso; sin embargo, les trajo varios dolores de cabeza ¿por qué?, pues así se llamaba una organización de pandillas, que incluso llegó al Ecuador.

Entérate más:  “The New York Band” lanza “Miénteme”

La idea de Acosta era que los identifiquen como los reyes latinos del merengue y no como bribones. De hecho, el cantante recordó que en un show el animador los anunció y mucha gente se asustó y quiso abandonar el lugar . Felizmente lo cambiaron, sino otra habría sido la historia.

Luego de este impase llegaría el nombre con el que todos los conoceríamos “Oro sólido”, con el que lanza su álbum debut en 1994

Pero, esta canción aparte de ser jocosa y muy divertida, traía agregado un sonido muy peculiar que se convertiría en el ritmo original de Oro Sólido, aunque debes saber que, no lo buscaron. No, no, no. En realidad, todo fue producto de la necesidad.

Sí, el sonido que acabas de escuchar es del “Bombardino barítono”, más conocido como barítono. Este instrumento no era usado en el merengue, pero como no les alcanzaba el presupuesto para contratar un saxofonista y tampoco tenían ese instrumento, tuvieron que agenciarse con lo que había, así nació este original sonido que los diferencia, de otros grupos.

Entérate más:  Musicólogo revela que ha invertido más de 150 mil dólares en sus cuadritos

Raúl Acosta no solo es vocalista del grupo, también fue el compositor, arreglista y productor de sus propios álbumes. Esta canción que fue todo un éxito, la grabó él solo.

En marzo de 1996, salió al mercado su tercera producción bajo el título, «ORO SÓLIDO INTERNACIONAL», la cual consagra y reconfirma la solidez de esta orquesta. Este álbum contiene los éxitos «La Tanga», «El Vacilón», «La Macarena», «Las Mujeres Quieren Machos», entre otros.

Con este arrastre se posicionaron como uno de los más grandes grupos de música latina en el mundo. Superando varias barreras a la hora de actuar en los medios anglosajones y que su música se reproduzca en estaciones de radio de habla inglesa. Asimismo, Raúl Acosta ha ganado numerosos premios a lo largo de los años, incluidos los Premios Estrella, Premios ACE y Premios Lo Nuestro. No obstante, no todos tomaron a bien la buena racha de Oro Sólido. Algunos periodistas