El dueño del lujoso yate “Flying Fox”, Dmitry Kamenshchik, fue arrestado por las autoridades rusas en 2016 durante investigaciones vinculadas a una explosión ocurrida en el aeropuerto que dirige en Moscú.

Tras el hecho ocurrido originalmente en enero de 2011, el entonces primer ministro ruso Vladimir Putin (2008-2012), dijo a la prensa que el crimen en el aeropuerto Domodedovo, presidido por Kamenshchik, era “abominable” y prometió venganza por la perdida de las 37 personas que fallecieron durante el ataque terrorista, según informó la agencia Reuters.



Cinco años después, el gobierno informó el arresto domiciliario del magnate ruso Dmitry Kamenshchik quien “enfrentaba cargos por prestar servicios que no cumplieron con los requisitos de seguridad y provocaron la muerte de varias personas”.

Indica Carolina Pichardo en el Listin Diario, que de acuerdo con la BBC, el arresto se produjo “en el contexto de los intentos de larga data del Estado de adquirir una participación en Domodedovo (Aeropuerto)”, según informó el 19 de febrero de 2016 el reportero Oleg Boldyrev de la BBC desde Moscú, quien también declaró que Kamenshchik rechazaba la venta.



Sin embargo, Kamenshchik se desvinculó de los cargos y dijo que el caso criminal no tenía que ver con conflictos con el gobierno ruso.

“No tengo miedo porque sé que tengo la verdad”, dijo en ese entonces a periodistas, de acuerdo con agencias internacionales.

Entérate más:  Toxic Crow dice que Dios mandó ola de atracos para darle la razón

De acuerdo con el Portavoz del comité de Investigación de Rusia de la época, el fenecido Vladimir Markin, Kamenshchik habría introducido un nuevo sistema de inspección en el aeropuerto lo que hizo que fuera más vulnerable a ataques.

Luego el crimen se lo atribuyeron rebeldes chechenos quienes se inmolaron en el área de llegadas internacionales.

El 1 de julio de 2016, casi cinco meses luego de su arresto domiciliario, una corte de Moscú ordenó la libertad de Kamenshchik.

Perfil de Dmitry Kamenshchik

Hasta el 4 de marzo de 2022 su fortuna era valorada en 2 billones de dólares. Aunque su año más prospero fue 2015 cuando logró tener más de 3.8 billones de dólares, de acuerdo con Forbes.

El periódico de economía Bloomberg indica que Kamenshchik estudió una maestría en Artes en la Universidad Estatal de Moscú, Rusia.

Para 1992 estudiaba Filosofía y ese mismo año se adentró en los negocios cuando tomó un viaje de Moscú a China para transportar mercancías, según reseña Forbes.

Además es el presidente del Aeropuerto Domodedovo en Moscú, considerado como el segundo más concurrido de Rusia y que en 2017 tuvo más de 30.7 millones de visitas.

Su nombre ha aparecido en tres ocasiones en la lista de las personas más ricas del mundo de la revista Forbes. La primera vez en 2011 con el puesto 1,057; para el 2012 estuvo en el 1,153 y la última vez en 2013 cuando se encontraba en la posición 1,342.

Entérate más:  Muere el productor de televisión Augusto Guerrero

En la actualidad está en el número 1,750 de los más ricos del mundo.

Flying Fox

Luego de doce días anclado en el puerto de Santo Domingo, la embarcación “Flying Fox”, propiedad del magnate ruso Dmitry Kamenshchik, comenzó a ser allanada por las autoridades dominicanas por presuntos vínculos con “lavado de activos y tráfico de armas», de acuerdo con un comunicado del Ministerio Público.

Desde el pasado viernes 1 de abril, miembros del Ministerio Público han entrado al yate con artefactos de rayos X. Sin embargo, no se han ofrecido informes al respecto ni le han permitido el acceso a la prensa.

De acuerdo con información recibida por este medio, el Flying Fox, de una longitud de 136 metros de eslora y una manga de 22,5 metros, iba a atracar en La Romana, pero ese puerto no tenía calado y, por esa razón, tomó dirección hacia Santo Domingo.

Otros escándalos

Dos años después de su detención, su nombre fue mencionado en una lista desclasificada lanzada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, durante el gobierno del expresidente estadounidense Donald Trump (2017-2021).

El 29 de enero de 2018 el organismo estatal identificó 96 personas descritas como “Oligarcas rusos” quienes, de acuerdo con fuentes públicas, poseían un patrimonio superior a un billón de dólares.

Entérate más:  Actor Ray Liotta fallece a los 67 años

En la lista también fueron mencionados 114 líderes políticos del gobierno de Putin, incluidos ministros, procuradores, directores y ejecutivos rusos.

“Como requiere la sección 241 del CAATSA, el Departamento del Tesoro provee un reporte desclasificado de una lista de figuras políticas extranjeras importantes y oligarcas de la Federación de Rusia, que determina la cercanía con el régimen ruso y su patrimonio. Para los propósitos de esta porción del reporte, fue hecho basado en el criterio objetivo relacionado con las posiciones oficiales de individuos como figuras políticas antiguas o el patrimonio de un billón de dólares o más de oligarcas”, dice el documento.

Sin embargo, el reporte específica que fue realizado como respuesta a la sección 241 de la Ley estadounidense para contrarrestar a adversarios a través de sanciones (CAATSA, por sus siglas en inglés). Y que por ende no era una lista de sanciones ni se debía interpretar que los mencionados dentro de esta serían sancionados.

Asimismo, el departamento señaló que la lista no indicana que los mencionados estuvieran envueltos en actos delictivos y que solo los nombres que iban acompañados de un asterisco podrían ser sancionados bajo las leyes. El de Kamenshchik no fue resaltado.