Las nuevas tecnologías y herramientas digitales re­presentan una oportunidad para tener servicios finan­cieros más ágiles, seguros, eficientes e inclusivos.

Esta afirmación fue hecha por el superintendente de Bancos, Alejandro Fernán­dez W., durante una confe­rencia pronunciada en el XXVII Seminario de Inge­niería Industrial y de Sis­temas, celebrado en la Pontificia Universidad Ca­tólica Madre y Maestra (PU­CMM).



El funcionario citó que, en el ámbito internacional, las tendencias apuntan a la reducción de las sucursales bancarias, debido a la mi­gración de transacciones y servicios hacia los canales alternos, especialmente a los digitales.

Fernández W. expresó que el avance de la digitali­zación del sector financiero dominicano también es no­torio y apuntó que el 45.6% de las transacciones de los bancos múltiples son reali­zadas mediante la banca en línea y aplicaciones móvi­les, de acuerdo con el Ran­king de digitalización de la banca 2021, elaborado por la SB.



Señaló que el 55% de las entidades financieras cuen­ta con servicio de almacena­miento de datos en la nube y se encamina de manera acelerada hacia la creación de iniciativas para la auto­matización de procesos, el análisis de grandes volúme­nes de datos o big data, el aprovechamiento de la inte­ligencia artificial, el uso de la biometría facial y dactilar, el aprendizaje automático, entre otros avances.

Entérate más:  El Gobierno atribuye apagones a salida de plantas por mantenimiento

“Cabe destacar la puesta en vigor de la tercera ver­sión del Instructivo sobre Debida Diligencia, que sim­plifica el acceso de los usua­rios a productos y servicios financieros básicos. Con los cambios a esta normativa, la SB crea la infraestructura legal necesaria para que las entidades construyan pro­cesos de vinculación digital (onboarding) de forma se­gura y sin menoscabar las reglas de identificación y verificación de los clientes”, expuso el Superintendente según una nota.

Agregó que un cliente podrá abrir una cuenta de ahorros sin necesidad de presentarse a una sucursal, apoyándose en herramien­tas tecnológicas.

RUTA CRÍTICA Digitalización. El superintendente ex­plicó que la institución ha trazado una ruta crí­tica hacia la transforma­ción digital.

Desde agosto de 2020, trabaja intensamente en la digitalización de los procesos internos, con la intención de impactar positivamente tanto a las entidades supervisa­das como a los usuarios del sistema.