Hoy, 10 de abril, la Iglesia Católica y el país celebra el Domingo de Ramos, día con el que se inicia la Semana Santa y que conmemora la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén.

«Y trajeron el pollino a Jesús, y echaron sobre él sus mantos, y se sentó sobre él. También muchos tendían sus mantos por el camino, y otros cortaban ramas de los árboles, y las tendían por el camino. Y los que iban delante y los que venían detrás daban voces, diciendo: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!» Mateo 21: 7-9.



Durante esta efeméride, se congregan en sus parroquias para recibir del sacerdote la tradicional bendición de las palmas y participar en la procesión y la Misa Solemne, en la que se lee el relato de la Pasión de Cristo.

A continuación, conozca la historia de esta tradición y por que es celebrada alrededor del mundo.



Antecedentes

Según el Nuevo Testamento de la Biblia, el Domingo de Ramos fue el día que Jesús entró en Jerusalén y fue aclamado por todos mientras cruzaba las calles montado en un burro.

Entérate más:  Matan hombre dentro de habitación de un hotel

La cronología de los eventos es contada por San Mateo, quien describe que la gente alfombraba con sus mantos el camino por el que transitaba Jesús.

Para este día, los fieles devotos suelen llevar en sus manos ramos de palma y de olivos u otros árboles, al compás de cantos y oraciones de alabanzas que dan la bienvenida a la Semana Santa cristiana.
Por: Gabriel Alberto Hernández Tiburcio