Gran pánico y terror provocó un joven, con supuestos problemas mentales, que se quedó encerrado la noche del martes en el cementerio municipal de Nagua y lo confundieron con el cuerpo de un joven, de 23 años, que recientemente habría sido sepultado en ese campo santo.

«Ese muerto lo enterraron y se salió, quiere que lo entierren de nuevo, por eso es que está ahí», se escucha decir a uno de los curiosos que acudieron al lugar.



Otros incautos decían que se trataba de una persona que habría sido enterrada viva y salió del sepulcro, mientras unidades del Cuerpo de Bomberos y el Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1 preparaban el rescate.

En tanto que otros comentaban en medio de la multitud que dentro del cementerio había «uno drogado y la droga le dio pa eso».



El rumor del muerto que habría salido en el cementerio municipal de Nagua fue desmentido por un familiar. Explicaron que Rafael Alfredo, de 23 años de edad, tiene problemas mentales y al parecer penetró al campo santo sin que el zacatecas se percatara.

Entérate más:  Chu Vásquez: “tengan paciencia ante la ola de atracos”

“El zacatecas no se dio cuenta que estaba dentro y lo dejó encerrado. El joven salió a las 11:00 de la noche dónde provocó pánico en la población”, agregaron.

Indicaron que Rafael Alfredo fue trasladado por unidades del 911 al Hospital Antonio Yapor Heded de Nagua, dónde se encuentra recibiendo atenciones médicas.