Puerto Plata, RD.- Un tribunal impuso, atendiendo a una solicitud del Ministerio Público, un año de prisión preventiva a Wandy Hernández, procesado por matar a su pareja sentimental y a su suegra el pasado 17 de abril, en el sector Villa Paraíso, del municipio Sosúa.

Hernández le ocasionó la muerte a su pareja Jelissa Paulino Corona y a su suegra Ivelisse Corona Martínez.



Paulino Corona se encontraba en su residencia cuando se generó una acalorada discusión con su pareja Wandy Hernández.

La víctima salió corriendo pidiendo auxilio y se dirigió a la casa de su madre, la señora Ivelisse Corona Martínez, hasta donde el imputado la persiguió armado con un cuchillo y cuando la alcanzó en dicho lugar le propinó varias estocadas en diferentes partes del cuerpo.



De acuerdo a la instancia con la solicitud de medida de coerción presentada por la fiscal Maribel Reynoso, cuando la señora Ivelisse Corona Martínez abrió la puerta de su vivienda, ante el llamado de su hija y le preguntó qué pasaba, el imputado le propinó una estocada mortal en el pecho.

Entérate más:  Continuarán los aguaceros por vaguada; temperaturas calurosas

La solicitud estuvo sustentada con diferentes evidencias aportadas por Ramón Cabrera, el representante del Ministerio Público en la litigación.

El juez Romaldi Marcelino, de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Puerto Plata, impuso la medida de coerción por la violación de los artículos 295, 297 y 304, del Código Penal Dominicano, así como los artículos 83 y 86 de la Ley 631-16, para el Control y Regulación de Armas, Municiones y Materiales Relacionados, que tipifican y sancionan el asesinato y el uso ilegal de armas blancas.

La medida de coerción será cumplida en el Centro de Corrección y Rehabilitación San Felipe de esta provincia.