Agentes preventivos de la Policía Nacional apresaron ayer, en la comunidad El Ranchito de La Vega, a la madre de un niño de 6 años, a quien quemó ambas manos en una estufa.

La progenitora, cuyo nombre se omite, así como el del menor por asuntos legales, cometió el hecho porque, supuestamente, su hijo había tirado un freno de caballo en un canal, ubicado en la referida localidad, donde residen.



Señala el Nuevo Diario que la mujer, de 22 años, fue capturada en la policlínica del sector El Ranchito, donde el pequeño era asistido por las quemaduras sufridas.

El caso fue apoderado por ante la unidad de Niños, Niñas y Adolescentes y el Departamento de Conani, para los fines legales correspondientes.-



Entérate más:  Juan TH: “El Ministerio Público independiente no existe”