El presidente Vladimir Putin dijo este lunes que Rusia no considera la decisión de Finlandia y de Suecia de adherir a la OTAN como una amenaza, pero que Moscú va a reaccionar si hay un despliegue de infraestructura militar.

La entrada en la OTAN de Suecia y Finlandia no representa «una amenaza directa para nosotros (…) pero la expansión de infraestructura militar a estos territorios va a generar ciertamente una respuesta nuestra», afirmó Putin en una reunión televisada de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva.



Esta alianza liderada por Moscú agrupa a países de la antigua Unión Soviética e incluye además de Rusia a Bielorrusia, Armenia, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán.

«Esto es un problema que se crea completamente artificialmente porque se hace en el interés de Estados Unidos», dijo el mandatario ruso que agregó que la OTAN se ha convertido «en el instrumento de política exterior un solo país».



Putin añadió que «todo esto exacerba una situación internacional que ya era difícil».

Entérate más:  Condiciones de buen tiempo meteorológico para este martes

Finlandia y Suecia se encaminan a efectuar un cambio de rumbo de su política de no alineamiento para unirse a la OTAN, como defensa ante el temor de una agresión de Rusia después de que Moscú envió tropas a Ucrania el 24 de febrero.

Finlandia anunció el domingo su intención de integrar la OTAN y el partido gobernante en Suecia dijo que apoyaba una adhesión, cimentando el camino para una candidatura conjunta.

AFP