Tres nuevos préstamos con la banca internacional por US$660 millones, sometido por el Poder Ejecutivo el pasado 24 de marzo y el 20 de mayo del año en curso, comenzaron a ser debatidos desde ayer en la Cámara de Diputados.

Los empréstitos equivalentes a RD$3,300 millones serían destinados para mejorar la eficacia y sostenibilidad del sector eléctrico, para programas de apoyo a la transparencia e integridad en República Dominicana y para apoyo de programas de políticas de desarrollo.



De acuerdo a Victor Duran en el periódico El Nacional, el primero de los contratos de préstamos por US$60 millones fue enviado ayer a la comisión de presupuesto para su estudio.
Mientras que el contrato número 5382/OC-DR y 5383/KI-DR, suscrito el 6 de diciembre de 2021 entre la República Dominicana y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por un monto de US$250 millones fue sometido por el presidente Luís Abinader el 24 de marzo del año en curso. “Sería para brindar liquidez presupuestaria al gobierno en reconocimiento a las reformas de políticas implementadas para impulsar la sostenibilidad financiera y eficacia operativa del sector eléctrico”, sostiene el mandatario en su carta enviada al presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco.

Entérate más:  Apresan uno de los acusados de tirotear yipeta en la Mella

Este financiamiento estaría repartido en dos partes, una por US$ 200 millones a cargo a los recursos del capital ordinario del BID y otra partida de US$ 50 millones con cargo a los recursos de la Facilidad de Corea. El préstamo contaría con una gracia de cinco años.



El otro contrato es el 2284, suscrito el 9 de agosto del año pasado, enmendado el 16 de diciembre pasado, entre el país y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por US$350 millones sería para ser utilizado en el programa de operaciones de políticas de desarrollo, y fue sometido por el Poder Ejecutivo el 24 de marzo de este año.