El gigante ruso Gazprom anunció el martes que reducirá en 40% las entregas diarias de gas a Alemania a través del gasoducto Nord Stream, después de que el grupo alemán Siemens no haya entregado componentes necesarios.

«El suministro de gas a través del gasoducto Nord Steam puede realizarse actualmente en una cantidad de hasta 100 millones de metros cúbicos al día», dijo Gazprom en un comunicado divulgado en Telegram, añadiendo que el volumen diario previsto es de 167 millones de metros cúbicos.



Debido, entre otros, a la ausencia de compresores Siemens, «solo se pueden utilizar en estos momentos tres unidades de compresión de gas» en la estación de compresión de Portovaia, en el noroeste de Rusia.

Las exportaciones de gas ruso hacia Europa han caído debido a las sanciones tomadas contra Rusia por su intervención militar en Ucrania.



Gazprom interrumpió sus entregas de gas a varios clientes europeos que se negaron a pagar en rublos, como lo exigía el presidente ruso Vladimir Putin.

Entérate más:  La crisis alimentaria global va a provocar "millones de muertos", dice organización humanitaria

El gasoducto Nord Stream 1 suministra gas ruso a Alemania a través del mar Báltico desde 2012.