Rehoboth Beach, Estados Unidos. El presidente estadounidense, Joe Biden, de 79 años, se cayó al tratar de bajarse de la bicicleta este sábado en Delaware, donde descansa el fin de semana, pero se levantó rápidamente y aseguró que está «bien».

En un paseo matinal en bicicleta junto a su esposa Jill en Rehoboth Beach, una localidad costera donde pasa normalmente sus fines de semana en verano, Biden se detuvo para hablar con periodistas y otras personas que lo esperaban pero sacó mal su pie y cayó de costado.



«Estoy bien», dijo el presidente, y se incorporó, según un video del incidente.



De inmediato, fue rodeado por los miembros de su equipo de seguridad mientras se levantaba rápidamente.

Vestido con pantalón, un par de zapatillas azules, casco y guantes, Biden no presentaba ninguna consecuencia visible de la caída, según una periodista.

A continuación, el mandatario habló con gente que paseaba por el lugar y después con varios periodistas presentes, para reanudar su recorrido en bicicleta cinco minutos después.

Entérate más:  Medio Ambiente decomisa en Montecristi más de 350 libras de langostas en veda

«Como dijo el presidente, su pie quedó atorado en el pedal mientras se bajaba, pero él está bien», declaró un funcionario de la Casa Blanca.

«Ninguna atención médica fue necesaria», agregó. «El presidente tiene muchas ganas de pasar el resto del día con su familia».

Un poco más tarde, en un video publicado en las redes sociales, se vio a Biden a la salida de una iglesia. Periodistas y transeúntes le preguntaron de nuevo si no había tenido heridas por la caída.

El presidente no respondió, pero en cambio dio tres pequeños saltos y levantó los puños en señal de fortaleza.

La salud de todos los presidentes estadounidenses es vigilada de cerca, pero en especial la de Biden, el de mayor edad en ocupar el cargo.

En noviembre de 2020, ya electo pero antes de su investidura, Biden se había fracturado un pie mientras jugaba con uno de sus perros pastores alemanes.