Washington, Estados Unidos. Una ola de calor que la semana pasada asoló buena parte del centro de Estados Unidos comenzará a moverse hacia el este con temperaturas peligrosamente altas, dijo el lunes el Servicio Nacional de Meteorología (NWS).

El pronóstico para este lunes es de un nuevo día de calor muy por encima de lo normal, cerca de récords o incluso por encima, desde las llanuras centrales del país hacia el medio-oeste superior.



«Un peligroso calor continuará haciendo titulares», dijo el NWS en un aviso.

Las altas temperaturas comenzarán a desplazarse hacia el este el martes, por la región de los Grandes Lagos, con temperaturas máximas cercanas a los 35ºC, «entre 5 y 12 grados más que lo normal para la estación».



En Chicago, la tercera mayor ciudad del país, se pronostican 37º para el martes.

La ola de calor se desplazará hacia el sureste el miércoles, con hasta 43°C en las costas del Golfo de México, sumado a una alta humedad.

Entérate más:  Sanar una Nación aporta a SP medicamentos valorados en más de RD$46 millones

Las altas temperaturas obedecen, según los meteorólogos, a una cúpula de alta presión, en cuyos bordes se desata un clima virulento con tormentas eléctricas, inundaciones repentinas y lluvias extremas.

El Parque Nacional de Yellowstone, el más antiguo de Estados Unidos, cerró la semana pasada debido a los daños causados por grandes inundaciones.

Las lluvias torrenciales y el deshielo desbordaron los ríos en apenas un par de días. El extenso parque se encuentra principalmente en Wyoming y alberga el géiser Old Faithful.

Una 90 personas debieron ser rescatadas por helicópteros.

El parque anunció que reabrirá el miércoles su sector sur a los visitantes. Funcionarios del parque dijeron que otras secciones permanecerán cerradas por el resto de la temporada.

Mientras el calor abrasaba el suroeste del país, en Arizona, un incendio forestal que se abría paso por la ladera de una montaña consumió cuatro edificios del Observatorio Nacional de Kitt Peak, pero al parecer no contenían telescopios u otros equipos científicos, dijeron las autoridades.